Buscar
19:14h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

29 años en el Abismo

Necesitamos ese "aparecido", que un día me dijo un amigo, para que Vallehermoso volviera a ser lo que era.

No podemos quejarnos de nuestra resistencia a sobrevivir, después de veintinueve años cayendo en picado todavía sigue vivo Vallehermoso sin que nos cierren la puerta en La Punta del Luchón, como así auguró un Inspector de educación de la isla de La Gomera.da2dd892-8ca8-493d-bb0f-1a1d400ddb46

La orden viene para que este pueblo siga nadando en la miseria más absoluta. No hablo de miseria económica, que también, hablo de la miseria de la no memoria. Hablo de que no nos siga importando que este pueblo, que fue el motor económico, cultural y político de la isla, haya caído en el ostracismo más absoluto en que puede caer un pueblo.

Las personas jóvenes que quedan, intentan sobrevivir como pueden, sin expectativas de progreso.

No nos importa la cultura o participar en la vida cotidiana, no nos dan entrada porque ya todo viene sobrevenido y nos dejamos influenciar por los redentores que, dicen, van a iluminar nuestro pueblo. Pero cada vez peor.

Nada se ha reinventado para que este pueblo siga vivo, al contrario nos han metido en un redil, en el que hemos permitido que nos encierren y esto no es futuro para nuest@s hij@s.

La mayor parte de los habitantes piensan que es mejor que su prole se vaya fuera de la isla, ya que aquí vivimos con el pensamiento secuestrado. No somos capaces de dar nuestra opinión en público "por si acaso" y así no puede vivir un pueblo y mucho menos progresar.

De la misma manera tampoco se apuesta por una agricultura o ganadería que abasteciera el mercado insular, ni tampoco por el comercio local.

Si hubiera un interés importante en que Vallehermoso resurgiera se harían políticas para que la gente que emigró volviera a invertir aquí. Pero esto es una utopía. Necesitamos ese "aparecido", que un día me dijo un amigo, para que Vallehermoso volviera a ser lo que era.

Tony Cabrera Cabrera