Buscar
00:02h. Lunes, 25 de Septiembre de 2017

8 de marzo, La Gomera ( Por Ventura del Carmen Rodríguez)

Ante el importante retroceso en los derechos de las mujeres y el incremento de las desigualdades, se ha organizado un paro mundial para este 8 de marzo. 

 Estamos ante un Día Internacional de la Mujer más reivindicativo que nunca, al que las mujeres socialistas nos sumamos. Animo a todas a secundarlo y parar un momento ese día, aunque solo sea para reflexionar y exigir que no se dé ni un solo paso hacia atrás.  

No obstante, siendo una convocatoria mundial, lo adecuado sería empezar por mirar cerca, a nuestro alrededor, al lugar en el que vivimos. Pongámonos las gafas con la perspectiva de género y analicemos en nuestro municipio y en nuestra isla como están las cosas.

Así, les invito a mirar a La Gomera, donde vivo. Aquí también hemos de eliminar obstáculos, lo que exige no solo de un posicionamiento unánime de los partidos políticos y toda la sociedad, sino que precisa de actuaciones reales, planes y programas que se ejecuten y que lleguen a la población.

Hasta hace poco tiempo, el Cabildo de La Gomera contaba con un servicio de planificación –un sociólogo- que realizó el importante trabajo de estudio de nuestra sociedad insular; contaba también con la unidad de igualdad de género desde donde las psicólogas, trabajadoras sociales y monitoras desarrollaron una importante labor por toda la isla en distintos programas de promoción de la igualdad y prevención de la violencia de género, coordinadamente con los seis ayuntamientos. 

Se llevaron a cabo programas educativos en los centros escolares, acciones de promoción de la igualdad con las mujeres como el proyecto Lupita, actuaciones con adolescentes y asociaciones juveniles, un proyecto de discriminación positiva para ayuda a las mujeres en búsqueda de empleo mediante el que  mujeres demandantes de empleo sin carnet de conducir y bajos recursos lo pudieran obtener y mejorar sus condiciones de acceso a un puesto de trabajo o certámenes de relatos breves sobre esta temática con el objetivo de sensibilizar a la población haciendo visibles las desigualdades que sufren las mujeres. 

En 2011, se aprobó el primer Plan Insular de Igualdad. Muchos fueron los obstáculos que se detectaron: la tasa de empleo femenino es inferior a la masculina, la temporalidad y la contratación a tiempo parcial se da en mayor medida en las mujeres, la actividad laboral sigue polarizada en los estereotipos... Así, las mujeres siguen teniendo una representación mayoritaria en sectores como el comercio, hostelería y todo lo relacionado con el cuidado de la infancia y personas mayores. Frente a ello, los hombres desarrollan su actividad en sectores como la construcción, agricultura o industria siguen siendo los que ocupan mayoritariamente los puestos de más representación y toma de decisión. Son también ellos quienes  más aportan ingresos a la familia, consolidándose así la idea de que la renta de la mujer es complementaria. 

Parece que la crisis se llevó por delante todos los logros alcanzados en esos años en la isla: en la actualidad no hay servicio de planificación, no hay unidad de igualdad de género, no existen políticas de igualdad ni de prevención de la violencia de género en La Gomera, mientras que el Plan Insular de Igualdad que se aprobó en 2011 necesita la correspondiente revisión y podría servir de base para que el actual Gobierno del Cabildo realizara las políticas de igualdad en la isla que la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género, la Ley Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres y la Estrategia para la Igualdad entre Mujeres y Hombres 2013-2020 les obliga a poner en funcionamiento.

Es hora de ponerse a trabajar aquí con nuestra ciudadanía, ya que la promoción de la igualdad no es hacerse una foto o sacar notas de prensa. Se trabaja en igualdad cuando conocemos la realidad social y económica de los hombres y mujeres de la isla, los obstáculos para que puedan llegar en igualdad de condiciones adonde cada uno aspire a llegar, y  la administración ha de poner en marcha instrumentos y acciones para eliminar esas trabas. Por tanto, invito al Gobierno del Cabildo gomero a trabajar para que defina cuáles son sus políticas de igualdad, cómo las va a ejecutar y cuáles serán sus objetivos en los próximos años.

Desde el PSOE en La Gomera, creemos en una redefinición del modelo de ciudadanía en la isla donde los roles y estereotipos del patriarcado desaparezcan. Queremos llegar a  una verdadera cultura de la igualdad de oportunidades promocionando valores y actitudes que favorezcan la no discriminación y no deje atrás al cincuenta por ciento de la población. Queremos una sociedad, en definitiva, más rica, donde la igualdad de oportunidades sea real y consigamos una sociedad más justa y democrática. 

Diputada del PSOE por La Gomera y portavoz de Igualdad del Grupo Parlamentario Socialista Canario