Buscar
00:43h. Jueves, 12 de diciembre de 2019

Carta abierta de Ralf Zinke a Casimiro Curbelo

Ruego al Presidente del Cabildo de La Gomera que no insulte a los cargos electos de Sí se puede por hacer su trabajo

Señor Presidente:

Está bien que usted defienda su gestión y a sus compañeros, pero del mismo modo le rogaría que mostrara respeto por la labor de la oposición y, sobre todo, por la dignidad de las personas.

En el pleno del 03 de junio de 2016 el consejero Rubén Martínez hizo unas preguntas sobre un contrato de arrendamiento entre la corporación insular y unos propietarios particulares que, por casualidad o no, son los padres de Adasat Reyes. Estas preguntas pueden o no gustar a nivel personal, pero sí forman parte de unas reglas democráticas. Sí se puede se comprometió a trabajar por una democracia participativa, y en esto estamos. No llevamos a cabo ataques contra personas, sino que cumplimos simplemente nuestro programa electoral. No hemos llegado a las instituciones para acariciar a nadie sino para defender unos derechos democráticos que, a mi juicio, en este momento no se dan ni se cumplen. Creo que usar las palabras “mediocre”, “maldad” y “perversión” para contestar a un consejero solamente sirve para tirar fango y no para aclarar el asunto.

El consejero de Sí se puede representa a casi 1.100 votantes que se merecen transparencia por parte del Cabildo y un trato correcto. Puede que nos equivoquemos y cometamos errores, pero nunca tenemos malas intenciones.

No acepto que conviertan nuestro trabajo político en una guerra personal sucia y tampoco quiero callarme por miedo de ser insultado.

No comparto la política de ASG, pero respeto a sus militantes y votantes. No estoy de acuerdo con muchas decisiones del actual alcalde de San Sebastián, pero quiero que nos entendamos y que se discutan las cosas desde el respeto mutuo.

Atentamente, Ralf Zinke, ciudadano y militante de Sí se puede La Gomera