Buscar
01:40h. jueves, 26 de noviembre de 2020
"La intuición es como una luz que llega cuando tus pensamientos agotados dejan de dominar la mente". -Erg.

Antes de otorgarle poder a algo, primero debemos conocer bien qué es ese algo. Sobre todo conocer lo qué no es ese algo. Confundir las cosas, los términos, nos puede llevar a cometer graves errores de los que, en el mejor de los casos nos tengamos que arrepentir.

Luego hablaremos de qué no es la intuición, pero sí adelanto, que intuición no es instinto. El instinto es la inteligencia del cuerpo, la que permite defendernos del ataque exterior; para adaptarnos a nuestro medio, para poder vivir, para el hambre; buscar refugio, buscar compañía, etc.

La palabra "intuición" viene del latín "intueri", que se traduce más o menos como "mirar hacia dentro" o "contemplar". En la Edad Moderna ha sido estudiado por los racionalistas, los empiristas, Kant y el criticismo y la fenomenología.

Según algunas teorías psicológicas, se le llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o, incluso, verbalizarse. El individuo puede relacionar ese conocimiento o información con experiencias previas, pero por lo general es incapaz de explicar por qué llega a una determinada conclusión o decisión.

Para Carl Jung se necesitan símbolos "mágicamente" efectivos, que contengan aquellos analogismos primitivos que hablan a lo inconsciente. Sólo mediante el símbolo puede lo inconsciente ser alcanzado y expresado. Esa función del símbolo en el desarrollo de la intuición la define Howard Gardner como inteligencia intrapersonal, como la habilidad para plasmar los sentimientos en códigos simbólicos.

Al conocer el resultado en forma consciente y no el cómo se ha llegado a este, la persona interpreta ese resultado como una intuición o además debido a factores evolutivos como un resultado acertado. Este proceso natural es una herencia evolutiva que permite una rápida conclusión que no entra en conflicto con la voluntad o consciencia del individuo.

El profesor Sergio Galindo Almanza nos propone en su disertación que -La intuición ha sido considerada muchas veces como una especie de información que nos venía no se sabe muy bien de dónde (un sexto sentido, le llamaban algunos y cosas de mujeres, otros) y que nos daba unas informaciones que poco tenían de racionales-.

 

En el esoterismo y lo paranormal consideran que ciertas instancias de intuición son en realidad una manifestación de capacidades extrasensoriales, por ejemplo, precognición o telepatía, las cuales se desarrollan, por ejemplo, mediante la meditación.

 

 

Científicos como John Michael Bishop,(Pensilvania, Estados Unidos, 1936) biólogo y microbiólogo, experto en inmunología, pionero de la ontogenética y premio Nobel de Medicina 1989) defiende a la intuición como la gran reorganizadora del conocimiento, esa parte creativa que hace emerger la idea genial que necesitábamos en el momento más inesperado. Es más que seguir tu nariz, la intuición se alimenta de conocimientos racionales: de tantas cosas que no sabes que sabes. Y de repente… ¡conexión! ¡Los conectas! Te puede pasar en la ducha, en la carretera, en el laboratorio, o en sueños… La idea que subyace siempre es que la intuición es un verdadero conocimiento que aflora a nuestra conciencia si le dejamos espacio.

Es una forma de trabajar diferente, en la que después de pensar y razonar, dejamos que esa información se reorganice por sí sola, sin hacer ningún esfuerzo extra y que nos sea presentada en forma de “idea”. Para ello hay que ser capaz de confiar en nuestro propio potencial y en el hecho de que la idea surgirá, si dejamos a nuestro cerebro trabajar como mejor sabe hacerlo”.

Otros investigadores como Damásio (António C. Rosa Damásio Lisboa, 25 de febrero de 1944) neurocientífico y médico neurólogo de origen portugués.) habla que la intuición es la condensación, a un nivel no consciente, de múltiples razonamientos e informaciones que aúnan emoción y razón. Es por tanto una fuente riquísima de informaciones, muy completa y también una herramienta muy potente a la hora de tomar decisiones si la sabemos utilizar correctamente. Es también un pozo de creatividad e innovación.

Pero hay que tenerla entrenada. Hemos de aprender a conectar con esa fuente interior de conocimiento, en el que hay condensada gran parte de nuestra experiencia vital y que nos advierte en múltiples ocasiones de cómo debemos actuar en determinadas circunstancias aunque la razón más primaria parezca contradecirla.

 

¿Qué si es la intuición?

Es la claridad, la certeza absoluta de cuál es la vía correcta para actuar. Qué es lo que tenemos que hacer en una situación que nos viene dada.

Es una facultad que viene del corazón y no de la cabeza.

 

Y…¿Cómo podemos desarrollarla?

1- Hay que ser consciente de conocerse bien a uno mismo, cuales son tus deseos y tus pensamientos. Ser conscientes de las propias creencias, supersticiones, prejuicios. Ser conscientes de que respondemos a una gran programación social.

2- Cuando intelecto se agota y no encuentra respuesta, te relajas desconectas, aparece la intuición.

3- Cuando dejamos la solución de nuestros problemas para consultar con la almohada. Jean Pierre Garnier Malet, Físico Francés , explica esto diciendo que en realidad , cuando hacemos esto, estamos pidiendo a nuestro doble que busque esa información que necesitamos, mientras estamos dormidos el doble busca esa respuesta.

4- También podemos adquirir la capacidad intuitiva de una forma más intencionada, los místicos orientales nos convocan a practicar la meditación, porque por medio de la misma podemos elevar nuestra consciencia, tener acceso al ser interior que está dentro de nosotros, que está mucho más allá de nuestra personalidad, de nuestra mente racional, que podemos acceder a esa supraconsciencia donde se encuentra la intuición.

La intuición es un conocimiento que surge sin seguir el camino racional para su construcción y formulación, y por lo tanto no puede explicarse o incluso, y a veces ni verbalizarse.

Para Carl Jung,( médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo) la intuición es “la función psíquica que percibe las posibilidades inherentes al momento presente”

 

“Jung nos explica que podemos guiarnos por el pensamiento, por los sentimientos, por las sensaciones y por la intuición.”

En la historia de la ciencia son abundantes los casos en los que notables descubrimientos se hacen de manera súbita, en un momento de “iluminación”. Basta recordar la expresión ¡eureka! de Arquímedes de Siracusa (físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego) al percibir mientras flotaba en el agua la idea del peso específico, o el caso de Isaac Newton, (teólogo, inventor, alquimista y matemático inglés.) de quien se dice que concibió la ley universal de la gravedad al ver caer una manzana mientras se encontraba acostado sobre el césped. Asombrosa resulta la determinación de Dimitri Mendeleyev, (químico Ruso) durante el sueño, estableció la regularidad de la tabla periódica de los elementos.

 

Anécdota “ Eureka”

La historia cuenta que Arquímedes pronunció esta palabra tras descubrir el que ahora se denomina Principio de Arquímedes que establece la relación entre el volumen de un cuerpo sumergido y la fuerza de flotación que este experimenta. Esto le permitió resolver el problema que el rey tirano Hierón II le formuló en relación a la pureza en oro de una corona. Este hallazgo lo habría realizado mientras se encontraba sumergido en la bañera y tal fue su alegría que salió corriendo a las calles de Siracusa desnudo gritando ¡Eureka! (‘¡Lo he descubierto!’).

“Insight”en Psicoogía

Insight es un término utilizado en psicología proveniente del inglés que se puede traducir al español como "visión interna" o más genéricamente "percepción" o "entendimiento". Mediante un insight el sujeto "capta", "internaliza" o comprende, una "verdad" revelada. Puede ocurrir inesperadamente, luego de un trabajo profundo, simbólicamente, o mediante el empleo de diversas técnicas afines.

Esteban Rodríguez García -Erg.-
Coach, Comunicador, animador personal y de equipos.