Buscar
17:12h. sábado, 15 de mayo de 2021

Los Mártires de Chicago

1 mayo ipc
“El 1º de mayo de 1886 arrancó una Huelga General para lograr la Jornada Laboral de 8 horas en Norteamérica. El 4 de mayo, una bomba arrojada en una concentración en Chicago mató a 7 policías. Por estos hechos fueron condenados 8 anarquistas y 5 de ellos fueron ejecutados. Desde entonces se les conoce como los “Mártires de Chicago”

INICIATIVA POPULAR CANARIA (IPC) quiere adherirse con este artículo de opinión a las celebraciones del 1º de Mayo de 2021.

Reflexiones de algunos de los “ Mártires de Chicago”

“Como activistas fuimos injustamente acusados en un proceso judicial con medios probatorios totalmente falsos, motivo por el cual, fuimos condenados y cinco de ellos con pena de muerte”.

“Me fui de Alemania huyendo de la pobreza y la miseria. -dejó dicho uno de ellos, Engel, desde su experiencia que en EE.UU-, en la “República Libre”, se repite la misma realidad, pues, la mayoría de la Clase Trabajadora… no tenía lugar en el banquete de la vida, se vivía igualmente en la pobreza, en la exclusión social y arrastrados a una vida miserable. Por entonces vi a muchas personas buscando alimentos en los basureros por las calles”. (Sigue ocurriendo aún hoy, 135 años después, bajo las garras del capitalismo).

En 1888 la American Federation of Labor propuso en la Segunda Internacional -en París- que el Primero de Mayo se convirtiera en el Día Internacional del Trabajo y, que los sindicatos centraran sus esfuerzos en lograr la jornada de ocho horas. Se consiguió, tras la Huelga de La Canadiense, en Barcelona en febrero de 1919.

La actualidad que nos oprime

Tal vez es hora de preguntarnos, por qué sigue de actualidad lo que se veía hace más de un Siglo y, a quién beneficia el sufrimiento de la mayoría. Qué ataduras son las que permiten que, un 95% de la población esté sometida, con sus ilusiones, expectativas y proyectos aplastados por un 5% todopoderoso, que se enriquece -cada vez más- estrangulando al resto de la población a través de la precariedad, la exclusión social, sumidos en la miseria y degradación emocional, con la consiguiente desestructuración tanto del “Yo” individual como del “Yo” colectivo. Desde Iniciativa Popular Canaria (IPC) -como parte de la Sociedad Canaria- somos conscientes y estamos muy presentes, ante los problemas que nos golpea con crueldad y las consecuencias para nuestro pueblo. Porque la inacción histórica nos lleva al abismo, por ello, queremos denunciar los atropellos y decir que existen -con toda rotundidad- alternativas de desarrollo, crecimiento y expansión desde Canarias, con el debido respeto medioambiental, la diversidad productiva, la prioridad absoluta en la economía del conocimiento enriqueciendo a nuestra gente con una formación de excelencia, la igualdad social, etc.

Denunciamos la visible involución de La Clase Trabajadora, desprotegida, desamparada y a la deriva sin rumbo ni referente; condicionada por un abanico de motivos: urge la recuperación de los Sindicatos en la defensa de l@s trabajador@s, como titulares de la producción y la fuerza de trabajo y no permanecer en estado de confort ante los Empresarios y Capitalistas, que, con total cobertura por todos los Poderes Públicos y Privados, con acompañamiento legislativo y judicial en la mayoría de los casos, hace que su posición sea dominante y, la brecha en las negociaciones es cada vez mayor. Dando lugar al uso de instrumentos emocionales: el Miedo a la pérdida del empleo, la Explotación laboral, Frustración por Retribuciones inferiores a las horas trabajadas y Sumidos en un profundo sometimiento 

La Sociedad necesita dar un paso adelante, reparar esa brecha con un mayor nivel de conciencia sobre los problemas que venimos padeciendo y, un reconocimiento pleno de los causantes de tanta pobreza y sufrimiento. Con ello, hemos de construir un nuevo tejido social, para crecer, para lograr la Unión que tanto evitan los Poderes, porque le temen a la fuerza que emana del pueblo organizado. Este mal endémico que se propaga como un virus en la Sociedad, hay que eliminarlo conociendo la verdad y luchando tod@s en las calles.

Los datos que se conocen son demoledores, escandalosas e insostenibles y de emergencia social, en este sentido, suelen ser silenciados, para una burda manipulación sin obstáculos y, recordemos: De lo que no se habla no se sabe. Nos retrotrae a la hambruna de hace 70/80 años. Más de 400.000 personas en pobreza extrema, familias con varios hijos e hijas con necesidades y sin recursos vitales.

Si el paro, los niveles de pobreza y la explotación de la clase trabajadora eran alarmantes antes del Covid-19, ahora, son de puro terrorismo social. Pues los ricos son muchísimos más ricos y el empobrecimiento de la gente creció exponencialmente, abarcando a una gran mayoría de la clase media que se suma al colectivo existente y las “Colas del Hambre”.

Otro dato que se hizo nítidamente visible es la economía sumergida con la que sobrevivían muchas personas, pero que ha desaparecido de un día para el siguiente, sin derechos a ERTES u otras ayudas. La “pobreza, desigualdad y exclusión social” es preocupantemente drástica, la indigencia es vergonzante y obscena, con la gente durmiendo en los portales, casa y coches abandonados, cuevas, playas, etc. “Las colas del Hambre” en los muchísimos centros de reparto de comida se han multiplicado miserablemente. “De aquellos barros estos lodos”, los Gobernantes se han plegado a los Poderes Fácticos y a sus ambiciones desmedidas, dejando atrás a la mayoría de los colectivos y sectores sin facilidades socio-económicas-fiscales sólidas y equilibradas, para un desarrollo justo y distributivo, donde la gente tenga una opción digna dentro del marco legal y con aportaciones apropiadas.

Otro motivo que nos ha traído a la perversa realidad que vivimos, es el marco Supranacional (Europa) en el que nos sometieron sin consultarnos, tal como es, la imposición del Estatus de Región Ultra Periférica (RUP) y del monocultivo (el turismo) por parte del Gobierno Español anexándonos a Europa. Razón por la cual, estamos atados de pies y manos, sin posibilidad de desarrollar un sistema y una economía con nuestros propios recursos, porque nos han convertido en clientes cautivos de excedentes europeos que hay que colocarlos a como dé lugar y al precio que impongan. Por ello, somos sus grandes dependientes y nos han impedido el desarrollo propio y local, haciéndonos creer que sin esta cautividad nos morimos de hambre. Esta falacia contraviene la natural realidad, que no es otra que, la excelente ubicación geoestratégica en medio de tres continentes.

IPC Propone Cambios para Avanzar

Canarias, como Archipiélago de Estado, bajo dominación política de España desde su conquista en el Siglo XV, situado en el Continente Africano, tiene Pleno Derecho a elegir su sistema de relación con España, Europa, África y resto del Mundo al amparo del Derecho Internacional. Canarias debería:

- Rediseñar un nuevo modelo socio-económico-político para, mediante el derecho que nos asiste a solicitar el cambio de RUP a PTU (Países y Territorios de Ultramar) que es lo que realmente somos y conjuntamente con la PAI (Plena Autonomía Interna). Pues este cambio supone a Canarias muchos beneficios, entre ellos, el trato de igualdad en las relaciones internacionales, nuevas consideraciones de todos nuestros espacios marítimos,  los fondos marinos, el mar territorial, las aguas archipelágicas y el espacio aéreo, en consecuencia, el desarrollo diversificado al disponer de los recursos propios que hoy nos están vetados.

- Con la modificación del Estatus que hoy tiene Canarias, alcanzar como mínimo un aumento de nuestras aguas de un 100%, creciendo considerablemente nuestro espacio de riqueza marítima, aérea y minera de forma exponencial. Optando por cuotas de pesca propias, sin el condicionante impuesto por España

- Fomentar, potenciar y ponderar programas de formación y creación sostenible de cooperativas en diferentes sectores productivos, priorizando -en igualdad de condiciones- sobre las S.A. y S.L., a la concurrencia con opción a gestionar servicios públicos, creando puestos de trabajo, con salarios dignos y una economía más distributiva.

- Proponer la recuperación de Servicios Públicos esenciales, una Banca Pública para impedir los abusos especulativos y, así, los Gobiernos puedan desarrollar formas de ayudas a las PYMES, Cooperativas, adquisición de viviendas, y dar cobertura a las necesidades sociales, entre otras.

- Recuperar los Estatutos de l@s Trabajador@s. Derechos y beneficios sociales adquiridos por nuestros padres y abuelos, que se han reducido dejándolos en una total indefensión.

- Perder el Miedo y despojarnos de la Culpa, por la nefasta praxis política, (para con las necesidades sociales, el desarrollo económico, la educación, la sanidad, el bienestar y el bien común), que han practicado los distintos Gobiernos en Canarias.

- Con urgencia, detener la apropiación -con tinte legal- sobre las riquezas de nuestras Islas por parte de grandes especuladores mayoritariamente europeos, que están arrinconando a nuestra población y despojándola del derecho a vivir como nativo en su propia tierra.

- Reducir la densidad poblacional que se soporta por la falta de una Ley de Residencia (tal como ocurre en otros territorios igualmente acotados como el nuestro) que hace insoportable el cuidado de nuestra Región en todos sus aspectos.

- Alcanzar un nuevo orden en el marco de la Justicia, donde realmente todos y todas seamos igual ante la Ley, que la corrupción sea perseguida y condenada, que lo cogido con una mano sea devuelto a la ciudadanía con la otra.

LA SOLUCIÓN MÁS ACERTADA

Este año 2021, Canarias tiene la gran oportunidad de convertirse en Territorio No Autónomo, por Resolución de la Asamblea General de la ONU,  a solicitud del Comité de Descolonización, y engrosar la lista de estos Territorios con el número 18 (TNA #18), alcanzando nuestra Mayoría de Edad, con el consiguiente avance y desarrollo equitativo de nuestro Pueblo y sectores productivos en una Economía diversificada. Pongámonos pues manos a la obra.

Fdo.: Juan Tomás Perdomo (Maquinista Naval Jefe). 

Miembro de INICIATIVA POPULAR CANARIA (IPC)