');
Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 03:48h.

Aún hay esperanza de construir un Mundo mejor

GELI OPINIÓN NUEVA
Del sacrificio  de una vida sin descansos y del beneficio de compartirlo todo con los suyos - familia y vecinos - bebió María desde su nacimiento, convirtiéndose en representante de toda una saga que ejemplifica la feminización agropecuaria en Asturias 

En mi cita quincenal con los lectores de GomeraActualidad, hoy escribo sobre esas personas jóvenes que con sus actitudes nos demuestran que aunque parezca mentira, todavía hay esperanza de un mundo mejor.

El día 9 de septiembre se ha celebrado la gala de los Corveranos ejemplares 2.022

Este año ya al final sin restricciones por la pandemia, la gala se celebró en el teatro La Lechera en Cancienes (Corvera)

Este año los/las premiados/as han sido:
Don Luis Ángel Pico García (Gerente del grupo Pico, empresa de transportes)
Doña Isabel Martínez Álvarez (Diseñadora de moda, responsable de la marca Lakshmi Soul)
Don Toni Solís (Diseñador y escultor)
Don Berto García (Escritor y maestro) 
Doña María Del Valle Vigil (Pedagoga. Representante de la mujer rural) 

Cada uno/a de ellos representan el afán de superación, el trabajo y el esfuerzo.
Todos ellos/as por su iniciativa emprendedora y sus deseos de superación son los galardonados como Corveranos ejemplares.

 Ahora voy a dejar la glosa sobre María del Valle Vigil que he copiado para poneros en situación:

Pilar González se casó en Taújo (aldea que pertenece a la parroquia de Cancienes en el concejo de Corvera de Asturias)
Siendo la menor de once hermanos. Cuando se casó se trasladó a El Pontón y -como  la mayoría de las mujeres de su generación en el ámbito rural-  se ocupaba de la casa al tiempo que ayudaba con el ganado e iba y venía a la plaza de Abastos de Avilés al popular mercado de los lunes para vender los productos de la huerta, que también trabajaba de manera incansable. Tuvo dos hijos y una hija -la mediana, Raquel Vigil, madre de María- quien con los años tendría que hacerse cargo de la ganadería familiar de la que sigue al frente.

MARIA DEL VALLE GIL Y EL ALCALDE DE CORVERA
María Del Valle Vigil con el Alcalde de Corvera Iván Fernández

Del sacrificio  de una vida sin descansos y del beneficio de compartirlo todo con los suyos - familia y vecinos - bebió María desde su nacimiento, convirtiéndose en representante de toda una saga que ejemplifica la feminización agropecuaria en Asturias y personaliza la defensa de una forma de vida cada vez más amenazada por la globalización.

María -que también ha roto techos  de cristal como miembro de la Junta Directiva de la Federación de Motociclismo del Principado de Asturias y de la Comisión Femenina de la Real Federación de Motociclismo- ha sabido además aprovechar su conocimiento sobre el comportamiento de los animales y su empatía natural para desarrollar su profesión de Pedagoga, que actualmente ejerce como monitora en  una asociación de terapia ecuestre,  en la que se ayuda a personas con diversidad funcional de todas las edades.

Retomando el hilo, me maravilla lo que María, una joven de 26 años es capaz de hacer, ella no concibe vivir en otro sitio que no sea su casa en el campo, sus animales, el cariño de los suyos a los que venera. María tiene el cariño de todos los que la conocen y también el cariño de las personas que acuden a terapia ecuestre donde es monitora.

Ella ha escrito lo siguiente: 
“Que difícil explicar lo que se siente, cuando nadie les cuestiona, cuando manejan un animal tan grande, cuando se les respeta y tienen la autoestima tan alta que son capaces de todo. Cuanto tenemos que aprender. Gracias Ketty Vives González por dejarme ser parte de esto”

MARIA CON DISTINCIONES
María con sus distinciones como Corverana ejemplar

María, yo también te doy las gracias por ser como eres, ojalá hubiera más personas como tú.
 María Del Valle Vigil... ¡Corverana  ejemplar 2.022!