Buscar
00:18h. miércoles, 27 de octubre de 2021

Cosas injustas que el mundo no ve

GELI-removebg-preview
A veces pretendemos que los demás nos arropen y se pongan en nuestra piel, pero raramente ocurre. 

"Pretender que los demás actúen según nosotros esperamos solo nos lleva a coleccionar decepciones"
En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy enlazo este escrito con el publicado hace quince días.
“En el mismo barco pero con distinto peso”

 “¿Por qué la fatiga pandémica afecta más a las mujeres que a los hombres?
Diferentes estudios señalan que las mujeres sufren consecuencias psicológicas por la pandemia más graves que los hombres. El 52% de ellas dice haber sufrido estrés y el 51%, ansiedad a lo largo de los últimos doce meses”. 

El escrito fue compartido por madres y padres que vivimos nuestra realidad y una de esas madres, Jacqueline, me escribió esto en los comentarios:
“Queridas mías, no creo que importe mucho a los demás cómo lo pasamos las madres de hijos con distintas capacidades...
¡Ojalá el escrito de Geli sirva para concienciar! Pero me temo que solo nos tocará la fibra a "las del mismo barco"

¿Os suena cuando sale en la tele una catástrofe y lo primero que preguntamos es "¿pero es en España?" Y cuando vemos que no, seguimos con nuestra rutina.

¿Os suena cuando salen los niños muy desfavorecidos de países menos desarrollados, y nos compungimos y maldecimos, pero seguimos a lo nuestro???
Pues así es todo. Solo nos importa lo que nos escuece...
Siento parecer pesimista Geli Menéndez Muñiz.

Amiga mía, gracias por difundir tantas cosas injustas, que el mundo no ve, y que nos afectan de lleno!!
Besitooooos!!

Retomando el escrito de hoy, ¡cuánta verdad en sus palabras!

Hace tiempo yo preguntaba… ¿La empatía la traemos en los genes o la adquirimos con el tiempo y dependiendo de las situaciones que nos toca vivir la desarrollamos más?

Es cierto que los escritos que hago nadie fuera de nuestras circunstancias los comparte, o si lo hacen me sobran los dedos de una mano para contarlos.

Es una pena que no se le de difusión porque de hacerlos rular llegarían a muchas personas, pienso que la información es muy necesaria tanto para mayores como para niños, para que sepan que hay otras realidades, que no todo es guay, risas y cachondeo.

Muchas veces se comparten chorradas y se hacen cadenas absurdas, pero las Distintas Capacidades a nadie le importa, es cosa nuestra hasta que toca…

Para ser sincera yo me he hecho muchas veces la pregunta… ¿Si yo no viviera esta realidad mostraría solidaridad hacia esas personas que lo han tenido y siguen teniendo tan difícil toda su vida o también pasaría olímpicamente del tema porque no me ha tocado? Y la respuesta que yo misma me he dado ha sido que sí, si mostraría solidaridad igual es por causa de que mi signo del zodiaco es Piscis “Los piscis son pacientes y amables, son sensibles a los sentimientos y sufrimientos de los demás”

A veces pretendemos que los demás nos arropen y se pongan en nuestra piel, pero raramente ocurre. 
Como siempre digo “Cálzate mis zapatos, recorre mi camino y después hablamos”
Por eso el comentario que hizo  Jacqueline está lleno de razón, solamente nos preocupamos de lo nuestro, nos compadecemos, lo sentimos, nos solidarizamos en el momento que lo vemos pero enseguida nos olvidamos.

Así que no tenemos ningún derecho a reclamar a los demás para nuestros hijos lo que no somos capaces de dar nosotros mismos.

Cierto es que me gustaría que la sociedad se involucrara, más que nada porque ganaríamos todos, pero es como pedirle peras al olmo.

Viendo como incluso asociaciones que (en teoría, porque la práctica brilla por su ausencia) están por dar visibilidad a estas personas, pasan olímpicamente e incluso muchas madres y padres también lo hacen…nada más que añadir.

Somos una sociedad sin valores, faltos de humanidad e insolidarios para nuestros semejantes. Espero que el Covid-19 nos quite tanta tontería y nos haga ver que todos somos vulnerables y por lo tanto nadie está a salvo de nada.