Buscar
22:46h. Sábado, 16 de noviembre de 2019

¿Dónde están tus derechos, dónde está tu bienestar, dónde están los que deberían velar para que esto suceda?

No veo a nadie salir a hablar del tema, absolutamente a nadie y me extrañan también mucho los silencios de otras familias que viven en parecidas situaciones a ti, pero nadie se moja, prefieren guardar la cabeza como el avestruz y dejarse llevar por el conformismo, o más bien comodidad.

De nuevo aquí en mi cita quincenal  con los lectores. 

Hoy mi escrito hoy va dirigido a mi hijo y de nuevo le quiero pedir disculpas por hacerle pasar por momentos dolorosos.

Discúlpame por exponerte públicamente; sabemos los dos que nos gusta a ambos publicar todas las capacidades que tienes, además también sirve para que otras madres que están empezando tengan un referente. 

Sabes que en Facebook siempre subo foto tuyas y videos,  en el periódico La Nueva España, en el programa de radio La Caja de Pandora también indirectamente has salido por medio de mis escritos y mis palabras.
Lo que más me disgusta y cabrea es que esta exposición se pudo haber evitado porque por no respetar tu derecho a vivir en tu casa cuando tu padre y yo no estemos, es por lo que ha venido todo esto.

Y yo sé que tú te has sentido incomodo escuchando hablar de ti en la televisión regional TPA, tocando temas que no te gustan y que no quieres hablar de ello. Están diciendo que tu padre y yo ofrecemos tu casa al Principado de Asturias para que el día que no estemos tú puedas quedarte a vivir el ella…Esto es alucinante es tu casa, es tu derecho y nosotros exponiéndote como si fueras una mercancía, casi rogando que te dejen vivir en tu casa, en tu entorno y con personas que te conocen. 
¿Dónde están tus derechos, dónde está tu bienestar, dónde están los que deberían velar para que esto suceda?
 No veo a nadie salir a hablar del tema, absolutamente a nadie y me extrañan también mucho los silencios de otras familias que viven en parecidas situaciones a ti, pero nadie se moja, prefieren guardar la cabeza como el avestruz y dejarse llevar por el conformismo, o más bien comodidad.

Lo que la administración te ofrece es:
1º Ir para un centro para personas con distintas capacidades 
2º Ir para un piso tutelado con un número reducido de usuarios.
3º Dependiendo de la edad que tengas cuando precises esos recursos, ofrecen el que vayas para una residencia para personas mayores.
4º Otra posibilidad es que te pudieras quedar en tu casa con una persona (familiar que viviera contigo y estuviera al  tanto de ti)

Los motivos por los que no queremos esos ofrecimientos:
1ª En un centro perderías toda decisión de opinar, elegir etc. pasas a ser un número y las decisiones las toman por ti te tendrían bajo techo y poco más.
2º Para ir para un piso tutelado, mejor te quedas en el tuyo, donde tienes recuerdos, puedes salir y entrar, acudir a tus actividades, y llevar la vida un poco más normalizada.
3º Para ir a una residencia de mayores no deja de ser lo mismo que un centro de personas con distintas capacidades, deciden por ti, estas dependiendo de ellos para todo y no deja de ser un centro cerrado donde una vez cerradas las puertas…
4º Ni la comento, es obvio que si existiera esa posibilidad no estaría exponiendo la realidad que nos toca vivir.
Ahora paso a constatar lo que nos dicen:
No hay dinero.

Sale muy caro tener un piso tutelado porque hay que disponer de tres turnos.
Vemos una buena idea pero no es factible.
Ahora lo que dijo yo:
Si hay dinero para rescatar a los bancos.
Si hay dinero para rescatar autopistas.
Si hay dinero para hacer aeropuertos sin aviones.
Si hay dinero para subvencionar la tortura y muerte de animales indefensos.
Si hay dinero en paraísos fiscales para no tributar en Hacienda. 

Si hay dinero para estamentos privilegiados desde siempre, la Iglesia recibe 11.000 millones de € anuales del Estado. ¿No han hecho votos de pobreza y humildad? El niño Dios  nació en un pesebre y miraba siempre para los más necesitados… No entiendo nada.
Si hay dinero para pagar cantidades astronómicas a los jugadores de futbol
Si hay dinero que los corruptos robaron y no devolvieron.
Si hay dinero, lo que no hay es voluntad, y no la hay porque las personas vulnerables no le importan a nadie.

Espero que tanto el Gobierno como la Oposición tengan en cuenta las necesidades de estas personas y se ocupen de que tengan una vida digna, que no tengan que salir de sus casas, el día que los padres faltemos.
Nos ocupamos mucho de los no nacidos,  (me parece bien) pero lo que no me parece bien es que nos olvidemos de los nacidos con distintas capacidades. ¿Acaso no son también hijos de Dios?
Para terminar quiero añadir que las personas con distintas capacidades, no es solamente un “problema” familiar, lo es también social, mientras no tengamos eso en cuenta no avanzaremos nada.

Poneros por un momento en la piel de las madres y padres de estas personas, ¿Os gustaría que el día que  vosotros faltéis encerraran a vuestros hijos en residencias, donde por bien que estén, si se encuentran  tristes o se sienten solos nadie les va a consolar, si tienen miedo nadie les va a tranquilizar, si se ponen enfermos no van a tener una mano que les acompañe? Y no digo que sea por falta de ganas de hacerlo, sino porque como hay poco personal atendiéndoles

No tienen tiempo para darles unos mimos cuando lo precisen, ya se sabe que lo que prima es el dinero y ahorramos en todo.

Sin embargo si se quedan en pisos tutelados y con pocos chicos al ser más familiar estarán siempre mucho mejor. 

Sé que esta idea que llevamos pensando tanto su padre como yo, no gusta pero es por lo que vamos a seguir luchando hasta que nos queden fuerzas para hacerlo.
Al ser yo la que siempre escribo (me gusta hacerlo y me ha servido como terapia) no quiere decir que no haya madres y padres con nuestro mismo pensamiento. Así que este escrito no va solo por Tono, va por todas las personas que al igual que él si no se toman mediadas su futuro es muy incierto.

Señores políticos es hora de pasar del dicho al hecho, obras son amores  y no  buenas razones, estas personas igual que tienen derecho a nacer también lo tienen a llevar una vida digna y con calidad. Bastante les ha estafado la vida como para que al final cuando se hacen mayores sean aparcados en centros, que por bien que estén nunca será como estar en su casa y en su entorno.