Buscar
22:16h. Martes, 21 de Mayo de 2019

Hoy quiero escribir sobre los adultos con distintas capacidades y el sexo. Un tema que nunca se toca, pero no por ello deja de tener suma importancia, sin embargo es un derecho que también tienen restringido.

Muchas veces los propios padres piensan que sus hijos no tienen esa necesidad, vamos, que son asexuados como los ángeles, de ahí vienen las famosas frases:

“Son ángeles en la tierra. Son una bendición de Dios”.

“Son pruebas que Dios nos manda a las personas fuertes que son las que mejor saben llevar la carga”, etc.
Pues no, no son ángeles, son personas que sienten y padecen, necesitan afecto, comprensión, y por desgracia sus derechos son minimizados.

Todos los hijos son lo mejor que tenemos los padres y madres y cuando tenemos hijos con distintas capacidades, nos toca luchar el doble, todo se multiplica, la falta de empatía, las zancadillas que nos pone la sociedad, la marginación en la escuela, en la iglesia y también hay marginación en su entorno más cercano y familiar.

Ellos no tienen amigos, se vuelven invisibles para el resto de las personas, no se les invita a los cumpleaños, ni pueden salir de fiesta como los demás, son objeto de burlas etc. 
Los padres y madres no somos Superman, ni somos tan fuertes como nos dicen, es que no nos queda otra que ser su voz, y luchar por sus derechos.

En la carta de Derechos de las personas con autismo del año 1996 vienen reflejados todos los derechos que tienen en teoría, la práctica es otro cantar, entre ellos esta esté: 
XV. Las personas con autismo o cualquier otra discapacidad tienen derecho a una vida sexual sin ser forzados, aun en el matrimonio, ni ser explotados.

Ahora voy al meollo de la cuestión, en las personas adultas con distintas capacidades, ese tema es tabú, no se toca, y es un gran error pasar del tema.
Hace años escuché decir a una madre hablando de  su hija (adulta) "no ha dormido en toda la noche, está como una cabra" 

 

Esa madre ¿no se ha parado a pensar que ella puede tener necesidades que no sabe gestionar y ese es el motivo de su mala noche? 

 

También escuché a otras madres decir que sus hijos/as,  no saben qué es "eso" ni necesitan saberlo. Igual si escucharan a sus hijos se iban a sorprender al oír su opinión, pero claro, la opinión de ellos no interesa. 
También están los típicos enterados que les escuchas decir…"Estos como no tienen en que pensar todos los días andan obsesionados con lo mismo". Digo yo...Mucho descerebrado y obsesionado hay por el mundo…Lo que ocurre que a nuestros hijos les ponen la etiqueta y a ellos se les valora por ser muy machos…Sin comentarios 

Yo el tema este lo hablé  hace un tiempo con un padre y dos madres que tengo en mis contactos, los tres estaban de acuerdo en lo que yo les decía.

Hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo, nos tenemos que amoldar a su capacidad de entendimiento y desde ahí trabajar con ellos en el tema de la sexualidad, al igual que se hace con otras tareas cotidianas pero necesarias para su calidad de vida.

Cuando las hormonas se comienzan a revolucionar es el momento adecuado (si no se hizo antes, cosa aconsejable para ir anticipando los acontecimientos nuevos) para tener una charlas tranquilas, sosegadas y de forma muy natural tratar el tema, no hay más receta que esa.

En el caso de las personas no verbales, me imagino que habrá que utilizar pictogramas que les les sirva de guía y sepan los pasos a seguir. 

Lo que siempre tuve muy claro cuando mi hijo era pequeño, es que cuando llegara el momento de su adolescencia tendría una charla con él y si no lo  comprendía me tendría que adaptar de la mejor manera posible a su entendimiento .

En el caso de Tono, fue muy sencillo hablar con él, afortunadamente lo comprendió y jamás ha habido problema alguno.

 

Toda enseñanza del tipo que sea, hay que comenzarla en casa y estar continuamente reciclándose e informándose  para dar respuestas a toda duda que se presente.

 

Mi máxima es, lo que no quieras que te hagan a ti no lo hagas a los demás, con esto quiero decir que le educo en el respeto hacia los demás y le digo siempre, antes de hacer tu voluntad hay que contar con que la otra persona esté de acuerdo, por ejemplo: Si quieres dar la mano o una caricia a una compañera se lo tienes que decir y si acepta, todo perfecto.

Hace muchísimos años en la televisión echaban un programa que hablaba del tema de la sexualidad de las personas con distintas capacidades. Había una chica que ejercía la prostitución y decía que prefería ofrecer sus servicios a estas personas antes que a muchos clientes de los llamados “normales”
Por desgracia las personas con distintas capacidades tienen muy pocas opciones donde elegir, pienso que nuestra misión como padres y madres es encauzarles a tratar de conseguir una vida lo más normalizada posible en todos los aspectos.

Para la mayoría de la sociedad son invisibles pero ellos forman parte del mundo donde estamos todos.
Por lo tanto tienen o deberían de tener los mismos derechos a vivir su vida con dignidad y lo más plena posible.
Ellos tienen sentimientos, sufren, ríen, lloran, se enamoran y desenamoran como cualquier persona. Dejemos de tratarles como ciudadanos de segunda o como eternos niños. Si tienen derecho a nacer también lo tienen a una vida digna.