Buscar
domingo, 26 de junio de 2022 17:29h.

Sobre la Envidia y el qué la promueve

GELI OPINIÓN NUEVA
"Pero ahora he caído en sus garras y lo que siento no es tristeza, es rabia por no poder conseguir lo que desde hace muchos años anhelo…"

En mi cita con los lectores de GomeraActualidad, hoy escribo sobre la envidia, esa otra epidemia que nos corroe por dentro y saca lo peor de nosotros mismos. La RAE lo define como tristeza o pesar del bien ajeno o como deseo de algo que no se posee.

Como humana que soy tengo muchos defectos pero hasta ahora jamás he tenido envidia a nadie, ni siquiera esa envidia sana de la que hablan.   
Pero ahora he caído en sus garras y lo que siento no es tristeza, es rabia por no poder conseguir lo que desde hace muchos años anhelo…Que nuestro hijo en un futuro no lejano pueda quedarse en su casa, en su entorno donde es conocido y no tenga que irse para una residencia donde pasa a ser un número una vez se cierra la puerta, sin poder de decisión, sin intimidad, sin poder tener una habitación personalizada con sus muebles, sus fotos, sus recuerdos y lo que es peor sin los cuidados necesarios para llevar una vida digna.

Y si, confieso que tengo una envidia enorme a las personas que como nuestra gran actriz Concha Velasco pueden decidir dónde quieren y como quieren estar.
Dejo aquí parte de las noticias que han salido en los medios hablando de la decisión que ha tomado la actriz:

"Por favor, necesitamos ya un poco de paz. De privacidad. De intimidad médica. Lo ruego de corazón", Manuel Martínez ha vuelto a tomar el papel de portavoz de su madre, Concha Velasco, y de su hermano después del cambio de residencia de la actriz. Hace menos de un mes, y viendo lo exigente que era su delicado estado de salud, y la demanda de tiempo que requiere, Concha Velasco abandonaba la casa de su hijo y fijaba su hogar en una residencia de ancianos aparentemente perfecta para ella y accesible para que sus hijos pudieran ir a visitarla todos los días. Sin embargo, la legendaria intérprete se ha trasladado a un centro exclusivo y puntero donde encuentra lo que ahora más necesita: un ambiente más tranquilo, apartado de la ciudad, que preserve su intimidad en esta nueva etapa de su vida.

Concha Velasco cambia de residencia por una razón con la que busca su bienestar en su momento más delicado

Recientemente, Concha Velasco ha hecho las maletas y ha fijado su domicilio en una residencia de mayores situada en el municipio de Las Rozas (Madrid). El lugar cumple con los requisitos que tanto valora ahora la artista de 82 años: un entorno tranquilo, bien comunicado y rodeado de naturaleza, perfecto para preservar su privacidad y tranquilidad, además de estar perfectamente atendida. Se trata de un exclusivo centro con todos los servicios necesarios para cuidar y tratar a personas con dependencia, donde especialmente destaca su propio departamento de "esfuerzo I+D+I" cuyo objetivo es desarrollar e introducir "la mejora continua de programas, actividades y terapias no farmacológicas que fomenten la autonomía de nuestros mayores y un envejecimiento activo y saludable".

Comparto totalmente su decisión, después de tantos años trabajando encima del escenario, se merece una digna jubilación donde pueda pasar el resto de sus días como ella lo desee; y pido los mismos cuidados y atenciones para nuestros hijos. 
Según he leído tiene que pagar al mes 2.500 €, esa misma cantidad es lo que nos han dicho a nosotros que costaría tener en casa a unas personas para el cuidado de nuestro hijo.

Yo me hago la siguiente pregunta ¿Si en las residencias donde tienen pensado llevar a las personas con DC les dan por cada usuario que allí tienen 3.000€ ¿Por qué ese dinero no lo destinan para los asistentes personales y que estos les cuiden en sus casas? A fin de cuentas la banca siempre gana porque al final ahí va quedar su patrimonio para el estado cuando ellos ya no estén.

El caso es que como siempre digo hay ciudadanos de primera, de segunda y luego están los parias, los estigmatizados, los hijos de un Dios menor….
Lo más triste es que todos los políticos sean del color que sean pasan olímpicamente de este tema, no les importa lo más mínimo el bienestar de estas personas ni la angustia de sus padres. 

Tengo que apurarme a soltar todo lo que siento antes que la vida o las circunstancias me lo impidan. Tal vez alguien en un futuro recopile mis escritos y les de salida como recuerdo a mis reivindicaciones y al menos sirvan para sacar los colores a la clase política que pudiendo hacer todo por ellos no han hecho nada. Porque los derechos de estas personas brillan por su ausencia.
Podría seguir pero lo dejo para el próximo escrito, la discapacidad da para escribir muchos libros y también da mucho dinero a los que viven de la gallina de los huevos de oro.