Buscar
02:14h. viernes, 16 de abril de 2021

Nuestra realidad pasada y presente

GELI NUEVA OPINIÓN
Como cada persona tiene la suya, voy a escribir sobre la mía y tomo prestadas las palabras de la psicóloga Paula Marín, pero cambiando la palabra “sensible” por, “las madres y padres de hijos con distintas capacidades” somos la resistencia.  “Son las personas más fuertes que conozco".

En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy quiero escribir sobre el tema que nos está volviendo a  la gran mayoría  inhumanos, despreciables, egoístas, egocéntricos etc.

Y a la minoría (de la cual formo parte al igual que las demás madres y padres de personas con distintas capacidades) se nos van quitando las pocas fuerzas que nos quedan tras tantos años de lucha, incomprensiones y palos en las ruedas…Pues con la llegada del  maldito bicho ahora a nuestra enorme mochila se carga la situación que nuestros hijos tienen que soportar día a día desde que en marzo del pasado año nos cambió la vida a todos y a las personas vulnerables mucho más.

Viendo lo que hace la mayoría arriba mencionada, me gustaría invitarles a vivir nuestra realidad pasada y presente.

Como cada persona tiene la suya, voy a escribir sobre la mía y tomo prestadas las palabras de la psicóloga Paula Marín, pero cambiando la palabra “sensible” por, “las madres y padres de hijos con distintas capacidades” somos la resistencia.     
 “Son las personas más fuertes que conozco".

Libran batallas casi a diario, no se rinden aunque a veces, si las ves en el suelo, lo parezca. Pero no, no se rinden. Están recuperándose para volver a comerse el mundo y hacer de él un lugar mejor, siempre intentando que no sea el mundo quien se las coma a ellas.

Son quienes luchan, quienes lo revuelven todo, quienes se revuelven, quienes te revuelven.
Quienes te hacen pensar. Quienes te hacen sentir.
 Porque piensan y sienten todo el rato.
Y es necesario recordarles que lejos de ser débiles, son quienes más lidian con emociones difíciles de manejar, por lo que son mucho más valientes de lo que creen”

Retomando el hilo, como os decía voy hablar de mi vivencia con nuestro hijo.
Rescato un escrito que hice el año pasado y titulé Diario de confinamiento. 

Diario de confinamiento 13/03/2020

Esa fue la fecha en la que quedamos en casa, cambio total en todo y para las personas con distintas capacidades mucho más.
 

El confinamiento visto por Tono 
Los ¿por qué?

¿Por qué no puedo ir al CAI? ¿Por qué no puedo salir a merendar, a tomar algo, a desayunar fuera de casa como siempre hago los fines de semana?
¿Por qué no puedo ir a clase de música con Juanjo? ¿Por qué no vamos a teatro?
¿Cuánto falta para cambiar la hoja del calendario?

Sus reivindicaciones
Quiero ir al rallye
Quiero ir a las subidas de coches
Quiero que llegue semana santa para ir a Avilés
Quiero ir de vacaciones
Quiero ir a las fiestas
Quiero ir al CAI para estar con todos
Quiero ir a las salidas de Cruz Roja
Quiero ir a comprar chuches

Lo que hicimos para crearle unas rutinas

Gimnasia tres días a la semana
Vídeos para el teatro
Vídeos contando lo que quiere hacer
Deberes que le puso el profe para tocar percusión
Sesión de vídeos por la noche del dinosaurio Pelayín
Charlas que le tranquilizan aunque le digamos mentiras piadosas
Ayudar a su padre para hacer fotos
Recortar revistas deportivas que le da su padre
Hacer postres que le encantan aunque no lo debe de comer
 

Lo que le decimos para que sea consciente que es peligroso salir a la calle
El coronavirus es un bicho muy pequeño pero hace mucho daño
No lo vemos pero esta por la calle y se alimenta de las personas que salen
Cuanta más gente muerde, más engorda y se hace más fuerte
Si estamos en casa se muere porque no se puede alimentar

Es muy importante quedarse en casa porque si nos enfermamos nos llevan para el hospital y allí nos quedamos solos sin que nadie nos pueda acompañar.

Mi reflexión 

Si para todas las personas en general esto es muy duro, imaginaros para ellos, que tienen sus rutinas y dependiendo de las circunstancias de cada uno de ellos la cosa se complica.

Tono afortunadamente lo comprende y aunque le cueste (como a todos) y siempre quiere que pasen los días rápido para ver cuando el Presidente del Gobierno nos deja salir, hay otras personas que por sus características (todos somos distintos y también sus necesidades) no comprenden el porqué de tanto cambio y si usan como último recurso las salidas terapéuticas a las que tienen derecho, tiene que aguantar los insultos de gran parte de esta sociedad tan solidaria.

Mucho tienen que aprender de estas personas los que creyendo que son el ombligo del mundo se saltan el confinamiento porque no pueden aguantar en casa, la excusa que ponen es que le da ansiedad.
Bajo mi punto de vista lo que les da ansiedad es no poder hacer lo que quieren, salir, viajar, ir a festejar etc. se ven limitados y claro eso duele.

Pues que se pongan en la piel de estas personas, toda su vida es un cumulo interminable  de limitaciones y palos a las ruedas y sin embargo nos están demostrando  a todos  que se adaptan a esta nueva situación aunque les cueste mucho  y en algunos casos les afecte a su salud.
El confinamiento por el coronavirus nos muestra a muchos héroes que lo están dando todo desde distintas profesiones para que los demás lo tengamos más fácil y son merecedores de nuestro reconocimiento y gratitud.

Las personas con distintas capacidades también son héroes y lo están demostrando a diario. No estaría de más que se les reconociera por la sociedad y el mejor modo de hacerlo es darles su sitio, respetarles y hacer su vida agradable velando por que sus derechos jamás sean vulnerados.
Espero y deseo de corazón que cuando salgamos de esta pesadilla dejemos de mirar solo lo que tenemos delante de nosotros y procuremos tener mirada periférica, así veréis que hay otras realidades que si os tocara vivirlas aunque fuera por una semana tal vez os cambiara la perspectiva.

Bien, pues próximo a cumplir un año desde que quedamos en casa, imaginaros lo que están pasando estas personas, lo que me pone de muy mala uva es que por culpa de descerebrados egoístas, negacionistas, los de las fiestas privadas, los futboleros que se piensan que son intocables,  y otras hierbas, estemos pagando todos lo que ellos provocan con sus actitudes irresponsables.
Las madres y padres sufrimos por nuestros hijos, esto les va a pasar factura sus rutinas se han visto alteradas y ya sabemos que a ellos los cambios les rompen los esquemas.

Cuando nuestros hijos sufren nosotros también, ellos son lo más valioso que tenemos y al menos en mi caso, muchas veces me siento mal por no estar a la altura de sus lógicas demandas y le tengo que hacer ver que el bicho nos puede matar y que hay que aguantar, lo que no sé es hasta cuando aguantaremos ellos y nosotros.

Pero para los que deberían de preocuparse por estas personas (Políticos, Consejería de Bienestar Social) parece que no están  por la labor y mientras tanto la vida pasa.
Los vulnerables siempre son los últimos para todos, menos para sus padres y por desgracia no somos eternos.

Espero que al menos las vacunas para ellos les lleguen ya…Solo nos faltaba añadir más sufrimiento a sus medias vidas, digo medias porque una vida plena como las demás personas, nunca han tenido ni tendrán.