Buscar
06:28h. martes, 26 de mayo de 2020
Pues que el otro yo, el innombrable que llevamos oculto saca la patita tímidamente a ver que se cuece, va observando, controlando, espiando y se decide a sacar la otra patita. 

En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad, hoy para deciros la verdad no estoy inspirada.
Bueno, si digo todo lo que siento se podría armar la marimorena, bastante crispación veo como para añadir más.

La verdad que el maldito bicho nos ha hecho bien la puñeta pero también al menos a mí me sirve para tener cada día más claro y cristalino que todos tenemos ese otro yo, que tratamos de ocultar porque es mejor mostrar el lado amable y así conseguir los parabienes y las loas de todo el mundo.

Tenemos que reconocer que a todos nos gusta que nos alaguen, que nos digan que somos únicos, que valemos mucho, que somos muy buenas personas, como se suele decir…”Que guapa soy y que tipo tengo”
¿Y qué sucede cuando nos visita el bicho y trastoca todos nuestros planes, nos baja del pedestal, nos hace vulnerables (siempre lo somos pero hasta ahora no nos dimos cuenta) ya no podemos salir de vacaciones, ir de fiesta, al teatro, cine etc.

Pues que el otro yo, el innombrable que llevamos oculto saca la patita tímidamente a ver que se cuece, va observando, controlando, espiando y se decide a sacar la otra patita. Con las dos afuera va cogiendo más velocidad y a parte de las patitas saca su artillería pesada, no hablo de armas, aunque lo parezca, hablo de otra arma que si no se usa bien es tan dañina y letal como la susodicha y no es otra que las palabras; si las usamos para difamar, acusar y las acompañamos de bulos apaga y vámonos.

Todos tenemos derecho a comentar, a decir lo que nos parece bien y lo que no, a discrepar, no todos pensamos igual y es lógico que así sea. Pero lo que es vergonzoso es que utilicemos los insultos y las descalificaciones para hacer valer nuestras ideas (nuestras ideas son propias y no las hay que imponerlas a nadie) y usarlas para crear enfrentamientos y lo peor de todo es que en las redes sociales, en algunos medios de comunicación de toda índole, tele, radio, prensa escrita y digital se prestan a ello y entonces ya está el lío armado, como dice el refrán “A río revuelto ganancia de pescadores”

Con tantos problemas que tenemos y seguiremos teniendo, en vez de estar todos luchando contra el bicho (él es el enemigo) pues no, aquí todos somos científicos, adivinos, y súper listos.

Todos saben más que los médicos, todos somos expertos en gestionar pandemias y todos somos ciudadanos ejemplares, salvo cuando nos saltamos el confinamiento al ser poseedores de bula concedida a los privilegiados.

Es un misterio que haya tanto licenciado cuando la mayoría de nuestros investigadores han tenido que buscarse la vida fuera de España precisamente porque por falta de medios que se recortaron.

Y nos dedicamos a difamar y a compartir bulos con el propósito de desgastar al Gobierno, cuando todo esto pase ya habrá tiempo para pedir explicaciones a TODOS, mientras tanto no pongamos palos a las ruedas a los que están al frente de esta pandemia sin olvidarnos que los recortes y la privatización de la sanidad son parte importante de lo que está ocurriendo, como dice el refrán “De aquellos polvos vienen estos lodos”

Tengo la percepción de que las personas con más poder adquisitivo lo llevan mucho peor, al estar acostumbrados a que no les falte nada llevan muy mal las restricciones y no se paran a pensar que ellos son unos privilegiados, porque las personas que tienen menos recursos lo tienen mucho más difícil, así que menos quejas y mostrar más solidaridad con quien lo está pasando peor, si no pueden o no quieren sumar al menos que no resten.

Veo mucho patriota de pacotilla, bajo mi punto de vista los únicos patriotas que lo están dando todo por los demás son esas personas, sean cual sean sus profesiones están dando la cara al bicho para que los demás estemos mejor y no olvidemos aunque ahora todo sean aplausos para los profesionales de la medicina, que la Sanidad pública no se toca y que los que recortaron en Sanidad, Educación Ley de Dependencia etc. fueron los anteriores presidentes del PP, aunque no guste leerlo ni escucharlo.

Para terminar me gustaría deciros que dejemos los enfrentamientos y los reproches para más adelante (si el bicho nos lo permite) ahora toca estar al lado del Gobierno apoyando, en otros países se unen para derrotar al bicho y en España se unen para derrocar al Gobierno.