Buscar
22:28h. miércoles, 28 de julio de 2021

Temor ante el incierto futuro de nuestros hijos

GELI-removebg-preview
"Viendo la falta de humanidad, el egoísmo, la falta de valores y las salvajadas que cada día toman más fuerza, me parece incomprensible que no se tomen contundentes medidas  al respecto"

En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy excepcionalmente voy a tocar el tema de la política.   

Con más de la mitad de mi camino recorrido por este arduo sendero que es la vida, cada día me da más temor el incierto futuro de nuestros hijos.

Desde que comencé a publicar mis escritos, rara vez he tocado el tema de la política, los mismos  siempre van encaminados a dar visibilidad a las personas vulnerables y/o con Distintas Capacidades; pero no comprendo  a las personas que dicen “yo de política no entiendo” (son los típicos que no se quieren mojar y se arriman al sol que más calienta, siempre y cuando favorezcan sus intereses)

La política forma parte de la vida y dependiendo cómo se gestione puede ser buena, regular, mala, pésima o terrorífica.

Los padres y madres que tenemos hijos vulnerables sabemos de sobra que ellos solo cuentan para la foto bienqueda, y ahora para el voto, pero para que sus derechos sean respetados si siempre estuvo mal ahora se está poniendo mucho peor.

Todos sabemos (el que no lo sabe es porque no hay más ciego que el que no quiere ver)  que por desgracia y gracias a quienes les han votado…Hay partidos políticos que fomentan el odio, el racismo, la homofobia, la xenofobia, niegan el machismo que acaba con la vida de mujeres y niños, votan siempre en contra de todo lo que huela a progreso, prefieren que vuelvan a meternos en las cavernas a rezar el rosario y hacer las labores del hogar.

Fomentan el odio al diferente y la prueba está en el asesinato de Samuel y tantos más que suceden a diario. Lo que es de juzgado de guardia es que digan que quien asesinó a Samuel era una banda de latinos, cuando quienes le asesinaron son españoles. Pero es mejor culpar a los latinos para seguir fomentando el odio a los que vienen de afuera, Samuel era de Brasil y el que se acercó a auxiliarlo fue un hombre senegalés, pero claro esto no interesa que salga en los medios (la mayoría de ellos son los altavoces de los patriotas y silenciadores de la verdad) 

Viendo la falta de humanidad, el egoísmo, la falta de valores y las salvajadas que cada día toman más fuerza, me parece incomprensible que no se tomen contundentes medidas  al respecto. 

Estos partidos deberían de estar ilegalizados pero aquí no se toma ninguna medida y mientras tanto estos descerebrados psicópatas seguirán haciendo de las suyas y para encima se van de rositas.
Lo que más me asombra es que muchos padres y madres que tienen hijos vulnerables les votan y les ríen las gracias, sin pararse a pensar que nuestros hijos para ellos son un estorbo e igual que pasó en la Segunda Guerra Mundial donde experimentaron con estas personas; si la bestia no se combate a tiempo las personas vulnerables serán las primeras víctimas de estos psicópatas.

Esperemos que la historia no se repita aunque viendo lo que se ve, tengo mis dudas.
Para refrescar la memoria dejo un pequeño recuerdo de las atrocidades cometidas por los nazis y espero que al menos os hagan reflexionar.

"Debido a la falta de humanidad en sus crímenes, Hitler ha estado relacionado con la "psicopatía", un trastorno de la personalidad grave, cuyos síntomas principales son una gran o total falta de empatía, responsabilidad social y conciencia

La principal tarea de Hitler era entonces erradicar «ideas peligrosas», como la democracia, el socialismo y el pacifismo.  Un objetivo clave de este grupo era crear una «cabeza de turco» para justificar la derrota alemana.
- Adolf Hitler era rencoroso, con baja tolerancia a la crítica, tendencia a menospreciar a las personas y de buscar venganza neoyorquina., según un perfil psicológico elaborado en 1943 y difundido ahora por una universidad"

"Desde el momento en que Adolf Hitler alcanzó la Cancillería de Alemania en 1933, el menoscabo en materia de ética médica fue avanzando progresivamente, con la complicidad y participación activa del colectivo sanitario: implementación de las leyes de segregación racial y protección de la raza aria, programas de esterilización forzada, en el marco de las leyes para la prevención de las enfermedades hereditarias de la descendencia, programas de eutanasia (Gnadentod, "muerte caritativa") de discapacitados mentales y físicos, experimentos médicos en discapacitados y en prisioneros sanos internados en campos de concentración, participación en los procesos de selección de los campos e incluso en el asesinato activo de prisioneros inocentes".