Buscar
07:13h. miércoles, 03 de junio de 2020

Con esperanza, aunque la realidad dicte otra cosa...

Queremos despedir el año y comenzar el nuevo, con un mensaje de positividad, aunque los datos sean demoledores. 

Termina este año, uno más de los duros que hemos tenido que vivir desde que comenzacemos en este páis a sufrir: primero, con la “deseceleración”; luego “recesión” para finalmente admitir y terminarla llamando por lo que verdaderamente era, Una “crisis” de las de “un par" De esas que se hacen eternas y que, al final, aún saliendo de ella nos dejará secuelas a los que la sobrevivamos . 

Dar datos y cifras de lo que la hecatombe ecónomica vivida en España y por ende sufrida en Canarias, sería de mal gusto amen de repetitivo, ya que sobradamente en este diario y al igual que en otros , la realidad de lo acontecido ha sido puntulmente editado.

Hemos pasado un año como decía , marcado por cifras negativas en cuanto a empleo o creación del mismo, deshaucios , inyecciones de capital público a la Banca, aumento de impuestos, recortes vergonzosos en derechos y libertades... pero a pesar de todo, hemos sido capaces de estar a la altura de las circunstancias , alguna que otra protesta, pacífica en su mayoría y poco más. 

Pero dejando de lado esta realidad que nos ha acompañado , la que quizás, en mayor grado, nos ha enardecido la sangre es la de ver como día sí y día tambien, algún chorizo de guante blanco (léase urdangarines, cristinas, bárcenas y sindicalistas varios) han saltado a los medios por sus chanchullos y metidas de mano en la “caja” del dinero de todos y lo que es peor y más indignante, que no hay visos de que paguen su delito. 

Pero si les parece, dejemos aparte, que no olvidado lo acontecido y centrémonos como decía en comenzar un 2014 en la esperanza de que el drama que viven demasiadas familias termine. Confiemos en que por fin y después de mucho gritarles, nuestros empleados políticos, trabajen por el bienestar de quienes les pagamos sus suculentas nóminas y les mantenemos en sus elevados “status”.

Pensemos que el 2014 traerá aparejado, si no el fin de la crisis, por lo menos el comienzo de una recuperación y una luz de esperanza. Recuperación que pasa, necesariamente, porque de forma colectiva tiremos del carro.

Por mi parte, decirles que seguiré a pie del cañon en este humilde portal (al menos eso espero) un año más y deseo que, si el destino lo quiere, ustedes encuentren en mis palabras algunos vestigios de belleza o verdad o tema de discrepancia. 

También espero que sepan encontrar en gomeraactualidad.com, más allá de sus defectos, el corazón de unas personas que luchan incansablemente por transformar en luz , la oscuridad. 

El equipo humano y colaboradores de este diario les deseamos a todos, un Feliz y Venturoso 2014