Buscar
22:43h. viernes, 07 de agosto de 2020
“Contigo, pan y cebolla”...o cebolla solamente.

Inmersos ya en fase de cuenta progresiva, que debía ser regresiva en “esto del virus” , sus consecuencias y el esperado retorno a una “nueva normalidad”; tornamos nuevamente con nuestra Columna para intentar como siempre, y a nuestra manera, destriparles la actualidad semanal de “La Roca “ y sus aledañas.

La Gomera “viento en popa” en cuando a la rebaja de la intensidad en la aplicación de medidas del “Estado de Confinamiento” que hemos padecido. Algunos comercios, bares y terrazas de la Ínsula ya han comenzado a admitir clientes, aunque estos de momento sean “del país”, como se diría en el argot agropecuario. 

Una libertad esperada en La Gomera, donde sus peculiaridades han hecho que la isla sea uno de los territorios menos afectados, eso y que sus gentes, al menos la mayoría se han tomado muy en serio esto de evitar peligros y riesgos innecesarios, evitando aglomeraciones y salidas injustificadas.
Hemos cumplido y comienzan a verse los resultados y esperemos que en sucesivas Fases, continúemos en la misma línea y racha.

Para este fin, Adasat Reyes primero y Casimiro Curbelo después, no se han cansado de solicitar y exigir en todos los Medios en los que han comparecido, la necesidad de realizar test rápidos a todos aquellos que quieran arribar a La Gomera; no en vano, los escasos casos de contagio que se han dado en la isla han sido “importados”.

Pasado el primer paso en este Vía Crucis, ahora toca preocuparse no sólo por mantener a cero la Pandemia, también por comenzar a organizar un territorio en lo productivo y que este, comience a funcionar para evitar lo que algunos “agoreros” han descrito como situación de posguerra. Paro y  “faltas de dineros” que derivaran en situaciones de pobrezas extremas para muchas familias insulares. Eso y el cierre definitivo de pequeñas empresas y comercios que no podrán resistir por más tiempo un parón económico como el sufrido.

Así, ya algunos Ayuntamientos y el propio Cabildo, se afanan en preparar sinergias con otras Administraciones para intentar mitigar en lo posible “el cero” en nuestro principal motor económico que es el turismo. Comienzan por incentivar el consumo local y la compra en establecimientos de la isla y para ello, bien lo promocionan en sus Redes Sociales o crean, como es el caso de San Sebastián, una Web de Compras On -line en sus comercios locales.

El Cabildo por su parte, ya ha anunciado que destinara 3,3 millones de euros para el tejido económico insular, es decir, ayudas extraordinarias de compensación a los trabajadores autónomos, micropymes y pymes de la isla por la declaración del Estado de Alarma frente al Covid-19.

Pero no todos parecen pensar que, ahora más que nunca, se necesitan más que “ideas al aire”, remangarse y ponerlas en práctica; algunos aún están en “Fase Rem” y lo que es peor sin visos de que despierten. Algunos que, como decía al comienzo sólo pensaron en unirse en “político matrimonio” para hacer suyos la frase  “contigo, pan y cebolla”, aunque viendo y conociendo algunos andares de determinados “consortes”, igual la cosa termina en “cebolla solamente”.Sí por "nimiedades" ya existen fisuras, como será cuando vengan "grandiosidades".

También se ha hablado esta semana de “crear ayudas a familias vulnerables”; una propuesta del Concejal José Ramón Mora para el municipio de Hermigua y de la que dice no sería necesario debatirla en un Pleno, tan sólo manteniendo una conversación de apenas 15 minutos con todos los miembros de la Corporación y aprobarla atendiendo a razones de urgencia y atendiendo a razones de la emergencia social que los efectos colaterales de la Pandemia  ya está generando en algunas familias de Hermigua.

También los Socialistas gomeros , “de la rosa roja y el puño”, han manifestado esta semana que, ahora es el momento de cambiar el modelo económico de La Gomera y para ello han pedido al Cabildo un Consenso en todas las Fuerzas Políticas en la Institución y critican la falta del escaso talante democrático y dialogante que, según ellos,  impera en el Cabildo hacia el resto de las fuerzas políticas presentes en el mismo. Pese a todo, dicen, hemos acordado retomar una trabajo periódico por y para La Gomera.

Ponen como ejemplo a tres Ayuntamientos de la isla donde según el PSOE,  el “todos a una” demostrado por los Ayuntamientos de Alajeró, Valle Gran Rey y San Sebastián, conformando comisiones de estudio y análisis de la situación, es la línea a seguir. Un talante comunicativo, dicen,  que ha faltado desde el minuto 0 en el grupo de gobierno Insular, ninguneando a la oposición y haciendo oídos sordos a los llamamientos de los diferentes grupos en aras a buscar soluciones a la complicada situación económica en la que estamos inmersos.

Terminamos este repaso con dos artículos publicados en este Digital, uno para recordar la trayectoria de una ONG en La Gomera y que lleva ayudando a los vecinos de la isla, algo así como 87 años, que se dice pronto. Un tanto escasos los datos de su Historia, lo reconocemos pero para rendir un pequeño homenaje a una Institución que el pasado ocho de mayo celebraba, a nivel global   156 años de su Fundación.

El otro, para transmitir una denuncia y preocupación de muchos amantes de La Gomera y de su paraje natural; de los espacios con los que cuenta la isla y a los que quieren seguir viendo vírgenes o, al menos, sin basuras, sin pintadas y libres de “acampadas”  casi perpetuas en la que el entorno es degradado sin respeto alguno por el mismo. 

Otros asuntos también han ocupado nuestra Portada. Noticias que no debían serlo como tales sino más bien, cuestiones de la cotidianidad que debían darse a conocer y para completar nuestro Portal.

Y “como quien no quiere la cosa”, hemos llegado al final de nuestro repaso y como siempre despedirme de ustedes con nuestra habitual frase. Feliz siete días y mejor lectura tengan todos ustedes.  

 
«La cebolla es escarcha / cerrada y pobre. / Escarcha de tus días / y de mis noches. / Hambre y cebolla, / hielo negro y escarcha / grande y redonda».