Buscar
14:42h. domingo, 17 de octubre de 2021

La Pincelada de Fin de año

JOSE ANDRES MEDINA OPINION
“No les quepa duda que, instruidos estos cuando lleguen a la Corte con la lectura de tan agradable libro bien aprendida, se dejen guiar por sus “saludables” consejos y acudan precipitados con la pretensión de inscribirles nuevamente”

No debe ser mucho, o sí,  el temor que inspire a cualesquier ciudadano del Globo para comentar o criticar algún aspecto o la generalidad de lo vivido estos pasados meses y que ya nos parecen años. 

Me puede la osadía y quizá la temeridad, de poner un año más mi  rúbrica a esta Opinión en la que pretendo acercarme aún más a mis estimados lectores y hablarles de tú a tú con la sinceridad y el respeto que merecen.

No quiero que esta reflexión, ya casi de “obligado cumplimiento” sea el resumen de una año de negrura, de dolor y de impotencias que todos en diferente grado hemos sufrido. Quiero que también sea, o sirva de análisis, para todos los que estemos abiertos a pensar que vencer las dificultades y levantarse de las caídas, es sinónimo de haber sido capaces en salvar nuestras diferencias para construir un espacio próspero y confortable para todos. De dejar de lado los perjudiciales fanatismos para actuar consecuentemente con el realismo que vivimos.

Quizá mis reflexiones emanen cierta simplicidad, inocencia, ilusionismo o como quieran llamarlo pero estoy negado a pensar que la Pandemia y el maldito Covid, no sólo nos gane la partida de la vida si no también, de la “humanidad”, me niego.

Quiero pensar que la mayoría de ustedes, estimados lectores, creen que en un tiempo no muy lejano, esta “prueba” de fuego que nos ha tocado vivir, nos convierta en mejores personas. Que los buenos deseos de salud, paz y prosperidad que ahora y nuevamente en estas fechas repetimos como un mantra, mas que decirlas, seamos capaces de albergarlas en nuestro corazón para el resto de días del año.

No quiero despedirme de ustedes sin reflexionar también sobre lo que ha significado este 2020 para el Medio que represento y mucho menos pasar por alto, confesarles algunos aspectos que se viven “desde dentro” de un Periódico Digital tan cercano como desde el que intento Informarles todos los días.

Un año nada fácil para las noticias, sobre todo de aquellas que nos eran cercanas y que, irremediablemente debíamos contárselas aunque supiésemos que eran dolorosas y nada agradables, dañinas para nuestro tejido productivo y por ende al empleo y al pan de las familias, que es lo triste. 

Hablar de Casos, cifras, positivos, relacionado con La Gomera, nuestra isla y sus gentes, no ha sido tema de gusto sobre el que escribir e informar aunque, lo hayamos hecho desde Gomeraactualidad, con el mayor de los tactos posibles e intentando siempre destacar más lo positivo de la noticia que sumergirnos en la persecución de notoriedad merced a titulares catastrofistas o “del fin de los tiempos”.

Pero no todo ha sido doloroso, también hemos ofrecido noticias que nos han hecho sonreír, alegrarnos y como no, ilusionarnos nuevamente y editadas con la esperanza que a ustedes, estimados lectores, les haya servido de igual modo, como pócima atemporal para recuperar cierto ánimo tan necesario en este peregrinar “de los gemelos”.

Me despido de ustedes haciendo hincapié en que, este año nos ha servido para aprender aún más  y reforzarnos en nuestra línea informativa pero, sobre todo, en haber sido capaces de poner este humilde Medio al servicio de aquellos que de verdad nos valoran y que, no son otros que ustedes que restan minutos de su preciado tiempo a navegar en nuestras páginas buscando Información y también, porque no decirlo, cierto rayo de luz y esperanza.

Para finalizar, sólo me resta desearles a todos la mejor de las dichas y fortunas para el año venidero y que, la Información que tengamos que ofrecerles marchen todas por la senda de la fortaleza tras una año de debilidades.   
   
"A la mitad de mis 100, por fin halle la determinación de divulgar la claridad con la que yo entendía las razones y, pese a las malas influencias y de otro buen montón de cosas que tiene la vida para distraerme de mis propósitos, siempre conseguí encontrar el momento y los materiales necesarios para poder defender mi posición sobre lo sucedido en la “fingida corte polaca” de La vida" 

 Feliz siete días y mejor lectura tengan todos ustedes.