Buscar
05:42h. domingo, 09 de agosto de 2020

El presentador y conductor del programa ”No corras que es peor”, del Canal-4 televisión Tenerife, anunciaba el pasado 30 de Octubre su marcha temporal en la cita con su audiencia.

Una repentina enfermedad ha llevado al “alma-mate” del programa más atrevido  y, valiente en la Isla de Tenerife, a tomarse una pausa obligada. Triste,cariacontecido y con lágrimas que no podía contener, agradecía Jorge Vargas a su público las muestras de fidelidad y cariño que a micrófono abierto le consolaban.

Micrófono por cierto, de toda libertad donde la gente puede denunciar sin filtros ni condiciones previas. A lo largo de no pocos años al frente de las cámaras, Jorge Vargas se la ha estado jugando denuncias, querellas y hasta presiones para “taparle la boca”, han llegado a lo más alto de Canal-4 Tenerife, para que desista y dé marcha atrás en sus críticas ácidas y aceradas. Con lenguaje claro y directo desnudando a los “chuchos” y bandoleros políticos y clase social de élite, el amedrentarse o arrodillarse; con él ,no va la cosa.

Probablemente Jorge Vargas , no sea todo lo inmaculado que un mortal desearía. Pero con errores y deslices, no se parece en nada a esos estómagos agradecidos sumisos y peloteros al servicio y pies de los “Generales”. Por eso y por más ; cuando el estimado presentador nos ha anunciado el adiós temporal de su audiencia, nos ha hecho mella ese desolador vacío que nos deja su marcha.

La casta, corruptos y malhechores ; ya lo decía él, estarán de fiesta y voladores por su ausencia ante las cámaras. Pero volveré; cuidado con la fiesta. Si amigo, haremos piña para que su vuelta sea lo más corta posible. Ante tanto vendido, sumisos y cómplices aduladores, su falta se nos hace de suplicio.
Un abrazo, que se recupere y hasta pronto.