Buscar
13:58h. domingo, 17 de octubre de 2021

Las prospecciones Canarias huelen a duelo político

Alguien en todo esto, ha venido jugando a Cid Campeador mientras el Estado de Bienestar de los canarios, aplasta de quimera y vergüenza.

 

El permiso dado a Repsol para realizar prospecciones petrolíferas en Canarias frente a las cotas de Lanzarote y Fuerteventura, ha provocado y encendido aún más, la férrea oposición que ha venido manteniendo Paulino Rivero, a los trabajos e intentos en busca del manido petróleo.

Todo un golpe tromba , ha venido ha suscitar la citada medida gubernamental dando luz verde a Repsol, para llevar adelante su anunciado y goloso proyecto de extracción en busca del “oro negro”.

La resolución de Industria, comandada por el ministro José Manuel Soria,autoriza a la empresa petrolera a las prospecciones durante tres años; en dos puntos ampliables a un tercero en función de los resultados que se logren en los primeros a 60km de la costa.En el texto de lo acordado se recoge igualmente, que toda responsabilidad civil recae sobre Repsol,e impone 14 condiciones destacables como la suscripción de un seguro por valor de 40 millones de euros, y otro para cubrir medios ambientales.(sic).

El en la pugna por el no y el si, que han mantenido de forma “pugilística” el presidente Rivero y el ministro Soria,uno tiene que decir sin caer en tentaciones de arrimo inclinación a parte alguna,que tanto fatalismo y empeño del mandatario canario al no tajante y demoledor;digo,nos pare
ce desmedido y perseverar en un erre que erre, intentando desistiera el ministro tirase la toalla. El sueño de Rivero en hacerse con la victoria, le ha dejado a los pies de los caballos y puede que frustrado de campanilla.

Argumentan, manifiestan y corean a altos decibelios, la amenaza o peligrosidad hipotética su profecía parece certeza que tal “holocausto” nos arrastraría poco menos que a la “fin del mundo” en este Archipielago Atlántico.

Su bola de cristal llega a estremecer. Pobreza, miseria… ,y desolación la que golpea en esta tierra nuestra,y la única obsesión prioritaria que parece mover a este Gobierno canario, es las prospecciones. Algo no nos cuadra;algo para mi, se cuece entre bastidores. Porque tampoco ve uno, que esa campaña auspiciada por el Presidente Paulino Rivero, donde se hacen encuestas y movilizan a ciertos medios de comunicación para tratar de inclinar la balanza;hecatombe alguna .Como tampoco nos creemos, que en la rabieta y cabreo de algunos partidarios “antipetroleo”, se estigme maliciosamente al ministro Soria,de anticanario, indeseable… por dar vía libre a la posibilidad encontrar petróleo en nuestro suelo marino.

Alguien en todo esto, ha venido jugando a Cid Campeador mientras el Estado de Bienestar de los canarios, aplasta de quimera y vergüenza. Cientos de aviones que vuelan cada día nuestro espacio aéreo canario.

Una Refinería instalada en 1930 en el centro de la urbe capitalina de Tenerífe;malogrados e infortunios accidentes ,haberlos ha habido,pero tanto las medidas de seguridad como el celo en la prevención nos han hecho vivir bajo el cielo y escasos kilometros de la Compañía de Cepsa, sin tanta parafernalia, sin tanto catastrofismo. Esto huele, mas que a petroleo; a perrera “turureta”.