Buscar
14:33h. Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Intentar en una frase de una línea o dos, intentar un estado de la mente o un estado de la realidad, pero intentar que sea verdadera y bondadosa y racional y útil y prudente, y si es posible bella. 

 Todo ser humano tiene que hacerse bien a si mismo, para hacer bien también a los demás, una de las maneras más esenciales, es intentar encontrar conceptos-ideas-juicios que sean más verdaderos-bondadosos-útiles-racionales-prudentes-bellos para uno mismo, y por consecuencia también para los demás.

Arrastrando casi los pies por los suelos del mundo, el de Portoplano, terminó aquella pequeña carrera y esfuerzo en uno de sus descansos diarios, desde hace décadas. Se sentó, se le acercaron con su bebida de los martes, ya que cada día disponía y según la hora, de un pequeño efluvio para el descanso de su mente y su cuerpo, hoy tocaba té con limón, y empezó como siempre a intentar indagar en el alma-corazón-carne de la humanidad:
                        - Duda con racionalidad, duda con razones, no dudar por dudar.
                        - Hay tantos embaucadores, tantos engañadores, tantos mentirosos, tantos falsarios, que se equivocan ellos y equivocan a los demás. Si te encuentras con unas docenas de ellos, quizás cada día, procura saberlos conocer y distinguir.
                        - No creas todo, no dejes de creer algunas cosas, distingue entre creencias y opiniones y entre hechos o datos o cosas demostradas.
                        - Las palabras tapan la realidad, unas veces, las velan, otras, las desvelan. Intenta que las palabras no te llenen de errores tu mente, tu carne, tu alma.
                        - Hay cosas malas en la vida, pero hay más cosas buenas en la vida.
                        - Analiza por qué hace una persona algo, qué le lleva a hacer ese algo.
                        - Te has preguntado por qué una persona piensa de un modo o no piensa de un modo. De dónde surgen esas ideas o esos pensamientos.
                        - ¿Dónde el término medio, de ocuparse y preocuparse, ni de más, ni de menos del presente, del pasado o del posible futuro?
                        - ¿Te preguntas muchas veces, porqué ideas malas atraen tanto, a veces, da la sensación más que las buenas…?
                        - ¡Cuántos que fueron muy alabados hace unas décadas o siglos han sido prácticamente olvidados, por tanto, si eres muy alabado y halagado, sé modesto y prudente, porque lo más seguro, es que tú también serás olvidado, pero los actos buenos o malos que realices perdurarán durante varias generaciones…!
                        - ¡Criticas a alguien porque no ha sido capaz de soportar tal o cual peso, posiblemente tú no soportarías ni la décima parte que esa persona ha aguantado, ni tu hijo o hija o nieto o nieta tampoco…!
                        - No tienes que expresar los defectos y errores de los demás, a no ser por absoluta necesidad, a no ser por imperativo legal.
                        - No adules a los demás sin necesidad, sin verdadera necesidad. A lo blanco es blanco y lo negro es negro, pero solo si es absolutamente necesario.
                        - Hay personas que necesitan el enfrentamiento con otras personas, para sentirse vivas.
                        - Los años o décadas que existas en este mundo, intenta vivir con modestia, sin caer en ninguno de los siete errores morales graves, viviendo con el mayor grado de verdad-bondad-belleza-utilidad-racionalidad-prudencia.
                        - Eres un ser humano y como tal tendrás alegrías y penas, el resto de seres vivos les sucede lo mismo. Intenta soportar las tormentas con racionalidad y prudencia y verdad y bondad.
                        - Intenta que la persona mala no te lleve hacia el mal.
                        - Todo con prudencia y racionalidad.
                        - Mira tu bien propio, para contribuir de ese modo al bien general y común, mira tu bien propio no vaya en contra del bien común o general, según la legalidad vigente, según la moralidad correcta.
                        - Que el otro no te haga perder la paciencia, ni la bondad, aunque tienes derecho a defenderte, defensa proporcionada, con la ley y la moralidad correcta.
                        - ¡Cuántos son alabados por ser tomados como buenos y en bondad, cuántos, y no son tan buenos y tan bondadosos, y cuántos son tenidos por menos buenos y menos bondadosos, siendo más buenos y más bondadosos…!
                        - No quites a nadie su pequeña o pequeñas esperanzas, porque eso es lo que les hace vivir y existir un día más.
                        - Son ladrones de esperanza, de la esperanza de los demás, después que han quitado la esperanza a los demás, hacen con ellos lo que quieren y los desean, los convierten en casi bestias.
                        - Te encontrarás, aunque no lo creas con personas que no soportan que los demás tengan más bondad que ellos, y si observas, verás como intentan quitársela.
                        - Cuida y cría al ser humano bueno que está dentro de ti, hazlo crecer, no menguar.
                        - En un grave negocio, intenta consultar con personas graves a su vez.

El de Portoplano se despidió, en silencio, como acunándose en el rato de tarde y de sol que todavía quedaba, se fue marchando hacia su cobijo. Otro día había pasado, otro día había intentado descifrar algo del enigma-misterio-laberinto-mar del ser humano y de éste en relación a la naturaleza. En sus ojos se notaba que iba preguntándose si habría servido de algo este día, después de tanto pensar-repensar palabras y actos y conceptos.