Buscar
jueves, 09 de febrero de 2023 00:00h.

El alcalde de Garafía baja su sueldo a 641 euros, el mínimo interprofesional

Yeray Rodríguez era el alcalde con menos nómina de La Palma, con 1.200 euros netos, y ahora cobrará la mitad. Otros dos concejales dejarán de cobrar, aunque mantendrán las competencias en las áreas de Obras y Servicios Sociales. Se reduce un 50% el gasto político del ayuntamiento.
El alcalde, Yeray Rodríguez (PSC) reducirá su sueldo a la mitad.
El alcalde, Yeray Rodríguez (PSC) reducirá su sueldo a la mitad.

M. CHACÓN, Garafía

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Garafía, Partido Socialista y Garafía por el Cambio, ha decidido reducir un 50% el gasto político que soporta esta administración local, la cual pasará de 96.000 euros anuales en nóminas de cinco concejales a 48.000 euros para tres ediles con retribuciones.

El alcalde, Yeray Rodríguez (PSC) reducirá su sueldo a la mitad. Pasará de cobrar 1.200 euros netos (1.500 brutos) a percibir los 641, 40 euros que marca el salario mínimo interprofesional para el año 2012, a razón de 21,38 euros por día laboral. El mandatario socialista de Garafía, con el sueldo que tenía estipulado desde inicio de la legislatura, ya era el que menos cobraba de los 14 alcaldes de La Palma, aunque su administración era, en función al número de habitantes (1.700) una de las de mayor coste político.

Otros dos concejales, Roberto Barreto (GC) e Isabel González (PSC), dejan de cobrar. Pese a ello, en principio, mantendrán sus competencias al frente de las áreas de Obras y Servicios Sociales, respectivamente. En cuanto al resto de cargos políticos municipales, se prevé mantener el sueldo de 1.000 euros netos para los otros dos concejales en activo.

Rodríguez entiende que el recorte obedece a un ajuste real de la economía municipal: "Será un sacrificio temporal para todos, pero no es menor que el que se le está pidiendo a los ciudadanos". En cualquier caso, entiende que "aquí no estamos para enriquecernos".

"Rotar los sueldos"

Al respecto, aclaró que "ya veremos durante cuanto tiempo. Depende de la economía municipal. En principio será por dos años, a la espera de cambios en la situación económica del consistorio. Si esto sigue igual, lo que haremos es rotar los sueldos de tal manera que los dos concejales que dejan de cobrar sustituyan en la nómina a los dos que sí seguirán cobrando".

Además, se han eliminado todo tipo de gastos extras en la gestión política de la administración local, como son dietas a concejales con dedicación exclusiva o gastos vinculados a gestiones externas.

Por otra parte, el grupo de gobierno ha procedido en las últimas semanas a ejecutar un recorte de trabajadores en la plantilla municipal, firmando ya el despido de un total de seis trabajadores municipales, así como la consecución de otras tres finalizaciones de contratos subvencionados, una vez que se recortó la ayuda que se recibía para la prestación del servicio.

La plantilla municipal de trabajadores en el Ayuntamiento de Garafía asciende a un total de 43 personas en la actualidad, sin contabilizar a posibles operarios de convenios, aunque a día de hoy no hay.