Buscar
martes, 31 de enero de 2023 00:50h.

El Gobierno de Canarias dejó de invertir 37 millones en materia de aguas en 2011

María Teresa Pulido denuncia que la “pobre” ejecución evidencia que la gestión de este recurso “nunca ha estado en peores manos”

La diputada autonómica del Partido Popular, María Teresa Pulido, manifestó que la “paupérrima ejecución” y el retraso que acumulan los proyectos incluidos en el convenio de obras hidráulicas entre Canarias y el Estado, demuestran que “la gestión del agua en las Islas nunca ha estado en peores manos”.

Según la documentación remitida por el Gobierno de Canarias a la diputada del Partido Popular, en 2011, la Consejería competente en materia de Aguas tan solo certificó la inversión de 23.384.779 euros, de los 60.393.987 euros comprometidos por el Ministerio de Medio Ambiente para ese periodo.

“Esto quiere decir –indicó- que el Ejecutivo de Rivero dejó de invertir más de 37 millones de euros en la mejora de la gestión del agua en Canarias, prácticamente dos de cada tres euros que el Gobierno de España había previsto para realizar 34 obras que van a tener que seguir esperando”.

En este sentido, reprochó al Ejecutivo canario el “ridículo papel de víctima que aun hoy siguen manteniendo respecto a la financiación estatal en esta y otras cuestiones, pues mientras se acumulan las obras pendientes de ejecución en las siete Islas, Rivero y los suyos no han dejado de quejarse de la reducción de las partidas previstas”.

“Los embalses, las desaladoras y las redes de saneamiento, depuración y reutilización de aguas de las siete Islas, que son fundamentales para el abastecimiento de nuestra población, están aguardando a que este Gobierno decida ponerse a trabajar”, insistió Pulido.

Modificación del Convenio

El Convenio de Colaboración que suscribieron en 2009 el entonces Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, con la Consejería de Obras Públicas y Transportes, que tenía la competencia en materia de aguas, preveía la inversión de unos 305 millones de euros hasta 2012.

En enero de 2011, ambas partes decidieron firmar un nuevo convenio de prórroga y modificación, que ampliaba hasta 2014 el plazo de ejecución de las obras incluidas por el Gobierno de Canarias, debido a que la Consejería no pudo ejecutar todas las obras que iban a ser sufragadas con cargo al presupuesto comprometido.

En la documentación remitida por el Ejecutivo canario a solicitud de la parlamentaria del Partido Popular se acreditan los gastos que han realizado en redacción y tramitación de proyectos, así como la ejecución de las obras financiadas con cargo al convenio modificado en 2011, que apenas ascienden a una tercera parte de lo que se había acordado invertir.

María Teresa Pulido anunció la presentación de iniciativas dirigidas a que el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas explique en el Parlamento de Canarias los motivos de esta “lamentable gestión de nuestro más preciado recurso”.

“Para Rivero y sus consejeros es muy fácil acusar al Gobierno de España de no invertir en Canarias, pero lo cierto es que no son capaces de gestionar convenientemente los muchos millones recogidos en los convenios en vigor”, concluyó.