Buscar
jueves, 08 de diciembre de 2022 04:14h.

Ganaderos canarios lanzan llamada de auxilio y exigen al Gobierno que abone ayuda de Estado del Posei

Calculan que las cantidades impagadas desde 2009 podrían superar los 11 millones de euros, y ponen en riesgo la pervivencia de los productores de las Islas.

El sector ganadero de Canarias acusó hoy jueves, 14 de marzo, en Lanzarote al Gobierno regional de estar asestando la puntilla final a la producción de leche de bovino y caprino en las Islas. La falta de pago de las ayudas de Estado del Posei de los últimos cuatro años ha conducido a los empresarios a un fortísimo endeudamiento con sus proveedores, que arriesga su continuidad.

En una declaración conjunta con los fabricantes y comercializadores de pienso y las empresas de transformación de leche, los ganaderos reclaman una solución inmediata al Ejecutivo canario. Las cantidades impagadas, según el cálculo realizado por el sector, podrían superar los 11 millones de euros, y afectarían a productores de leche de bovino, caprino y ovino de las siete Islas.

Aseguraron que desde el año 2010 hasta la fecha, han estado soportando en Canarias un espectacular incremento de costes derivados del alto precio internacional del cereal y la alimentación del ganado, con la consecuente asfixia de unas empresas que asumen incrementos anuales de entre el 50 y el 120% del coste de producción.

Impagos desde 2009

Entre otras medidas, la ayuda de Estado del Posei incluyó subvenciones al productor de leche de vaca de 82 euros por tonelada, y al productor de leche de cabra de 144 euros por tonelada, aprobadas por la Comisión Europea en abril de 2009. Hasta el año 2011 solo se ha abonado un pequeño porcentaje de estas cantidades, que en 2012 están íntegramente pendientes de pago por parte del Gobierno de Canarias, responsables de su gestión y abono.

Los productores echan en falta mayor implicación del Gobierno regional ante una situación de crisis generalizada y sin antecedentes conocidos, que ha derivado en una bajada muy significativa del consumo y una bajada de precios que afecta muy principalmente a los subsectores del ovino y el caprino, que afrontan, además, la competencia de las importaciones foráneas, fuertemente subvencionadas por el Régimen Específico de Abastecimiento (REA).

Además, las pequeñas empresas y autónomos encuentran enormes dificultades para acceder a ningún tipo de financiación, porque además de la situación financiera, tanto SOGAPYME en Las Palmas como SOGARTE en Tenerife, sociedades de avales de Canarias excluye expresamente al sector ganadero como posibles beneficiarios de sus líneas de avales.

Los ganaderos arrastran grandes deudas con importadores, comercializadores, cooperativas, fabricantes de la alimentación, Agrupaciones de Defensa Sanitarias, medicamentos, y Seguridad Social.

Los portavoces del sector añadieron que, de forma subsidiaria, los Cabildos insulares pueden asumir el pago. Debido a que estas cantidades fueron aprobadas como ayudas de Estado, consideran que no existe impedimento legal alguno para que las corporaciones puedan efectuar los pagos, habilitando una partida económica suficiente para ello, o bien tramitando una operación de crédito específica por trámite de urgencia.

Financiación insuficiente

Agregaron, asimismo, que con fecha 1 de marzo, el Boletín Oficial de Canarias publicaba la orden de 19 de febrero de 2013 que recoge las modificaciones efectuadas en el Posei, que margina al sector caprino por quinto año consecutivo, pues relega un 85% de su ficha financiera a una eventual financiación adicional, es decir fondos del Ministerio y Gobierno de Canarias, a sabiendas de que no la van a cobrar, como viene sucediendo desde 2009.

En opinión de los empresarios reunidos en Lanzarote, no se puede seguir engañando de esta forma al primer subsector ganadero canario, al que se asigna el 3,775% de los fondos, cuando por su peso económico le corresponde el 19,66%.

De hecho, sobre la base de su peso económico en el conjunto del sector primario, a la ganadería debería corresponderle un 29,5%, del total de la ficha financiera Comunitaria del POSEI, y percibe tan solo un 12,13. Esto se traduce en la percepción de 24,2 millones de euros anuales, cuando, según el cálculo que han efectuado, podría corresponderles alrededor de 59 millones.