Buscar
jueves, 08 de diciembre de 2022 04:14h.

El Cabildo de La Gomera impulsa la adecuación de la Casa de la Aduana para su reapertura

La Institución insular saca a licitación la realización de las obras necesarias para la mejora y conservación de este bien patrimonial, reconocido como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento
180722 Interior de la Casa de la Aduana
Interior de la Casa de la Aduana

El Cabildo de La Gomera impulsa la adecuación de la Casa de la Aduana para su reapertura. Así, la Institución insular saca a licitación la realización de las obras necesarias para la mejora y conservación de este bien patrimonial, reconocido como Bien de Interés Cultural con categoría de monumento.


El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, recordó que para este proyecto se destinan más de 195 mil euros, “con el fin de conservar, consolidar y restaurar uno de los monumentos arquitectónicos con más relevancia de la isla, no solo por el papel que ha jugado en la historia, sino también por el potencial turístico y didáctico que tiene y su posición estratégica en el casco del municipio de San Sebastián”.


Asimismo, detalló que se acometerá, entre otros trabajos, la reparación de los sistemas de acabados y protección contra incendios, así como la instalación de alumbrado y electricidad del edificio, que ocupa unos 240 metros cuadrados, y que con estas obras podrá estar dotada de todo lo necesario para su uso y visita por parte de los usuarios. Además, hizo hincapié en que “las mejoras propuestas respetarán las aportaciones de todas las épocas existentes en la edificación y todos aquellos elementos y valores que motivaron su declaración como BIC”.


Se contempla la construcción de un nuevo acceso directo desde la plaza de la Constitución, lo que permitirá entrar al edificio con una buena perspectiva general de la plaza y una gran puerta enfatizada con piedra a su alrededor. A ello se suma la reparación y sustitución de la cubierta, concretamente, de los puntos en los que sea necesario el retejado; la reparación de las carpinterías de madera - enfatizando y recuperando la imagen de los techos y puertas existentes -, la sustitución de vidrios de las ventanas, y la aplicación de pintura en paredes interiores, todo ello manteniendo el carácter de la arquitectura.


En lo que concierne a la instalación eléctrica, se renovará la iluminación interior para adecuarla a las exigencias de sostenibilidad, mejorando la eficiencia energética mediante el uso de tubos LED, estratégicamente situados en las entradas, zonas de exposiciones, administración y aseos.


Con respecto al suelo, se sustituirá el actual de madera, que se encuentra en deterioro, por uno de losas que favorecerá la ventilación del suelo y evitará la entrada de agua por capilaridad en los suelos y paredes principales.


También se abordará la base de los muros de la fachada para su impermeabilización, reparando su acabado y repasando los remates tradicionales de teja de las cornisas; a la vez que se acondicionarán los sistemas de protección contra incendios para reducir riesgos derivados del fuego en el edificio.