Buscar
martes, 29 de noviembre de 2022 11:50h.

El cementerio municipal de San Sebastián de La Gomera ha sido cerrado este viernes al público para que una comisión judicial proceda a la exhumación de un cuerpo con el fin de determinar si el santero que escondía restos óseos profanó un cadáver.

Decretan libertad provisional con Cargos al Santero que presuntamente profanó un Cadaver en el cementerio de San Sebastián de La Gomera

El origen de la investigación, que dirige el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de San Sebastián de La Gomera, se encuentra en una denuncia por presunto maltrato cursada el pasado 19 de octubre por una mujer en un puesto de la Guardia Civil en Arona (Tenerife).
Cementerio-San-Sebastian-Gomera

El cementerio municipal de San Sebastián de La Gomera, ha sido cerrado este viernes al público para que una comisión judicial proceda a la exhumación de un cuerpo con el fin de determinar si el santero que escondía restos óseos profanó un cadáver en dicho Camposanto.

El origen de la investigación, que dirige el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de San Sebastián de La Gomera, se remonta a una denuncia por presunto maltrato cursada el pasado 19 de octubre por una mujer en un puesto de la Guardia Civil en Arona (Tenerife), en la que además declaró, según se detalla en las diligencias, que su pareja “poseía restos óseos humanos, los cuales habían sido sustraídos de una tumba del cementerio de San Sebastián de La Gomera”, según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

El denunciado fue detenido el 20 de octubre y ese día, en el registro de su domicilio en Playa de las Américas (Arona, Tenerife), los agentes encontraron “restos óseos humanos según relata el Juzgado en el auto que autoriza la exhumación del cadaver afectado en el Cementerio de San sebastián de La Gomera, a fin de verificar si pertenecen a dicho cuerpo.

El médico forense adscrito al juzgado, en presencia de la letrada de la Administración de Justicia titular del juzgado, tomará muestras de los retos óseos hallados en el interior de la tumba en la que supuestamente se llevó a cabo la profanación para comparalas con los perfiles genéticos de los restos óseos hallados en el domicilio del investigado.

Tras prestar declaración en sede judicial, el presunto autor de los hechos se encuentra actualmente en libertad provisional y sin fianza con cargos por supuesto delito contra el respeto a los difuntos.