');
Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 03:48h.

“Rivero también fracasa en la UE con sus batallitas contra el petróleo”

Australia Navarro se pregunta “cuánto tiempo y dinero vamos a perder los canarios con los caprichos políticos de Paulino Rivero”
 Paulino Rivero-Presidente de Canarias
Paulino Rivero-Presidente de Canarias

La portavoz parlamentaria del Partido Popular de Canarias, Australia Navarro, consideró que el presidente del Ejecutivo regional, Paulino Rivero, “ha fracasado una vez más con sus batallitas contra la autorización ministerial de las prospecciones de petróleo, haciendo el ridículo en esta ocasión en Bruselas, donde el comisario de europeo de Medio Ambiente, le ha recordado la competencia que al Gobierno de la Nación le asiste en la materia”.

Australia Navarro acusa abiertamente a Rivero “de falsear el contenido del encuentro mantenido en Bruselas, en su afán desesperado por confundir a la ciudadanía con unas reivindicaciones absurdas contra la competencia del Gobierno central en la autorización de prospecciones en aguas territoriales españolas, a 60 kilómetros de la costa canaria más cercana”.

“Lo que Rivero no es capaz de confesar, tras una semana en la que ha acumulado, uno tras otro, reveses a su batallita personal contra el petróleo, es que el comisario europeo le ha recordado la competencia de los Estados y no de la UE en la autorización y, en su caso, extracción de hidrocarburos; así como la advertencia de que la Unión Europea no actúa nunca como árbitro entre las autoridades nacionales de los estados”.

La portavoz popular lamentó que “Paulino Rivero ha entrado en una espiral de torpezas, en una huida desesperada, en una cuestión que no es competencia de la Comunidad autónoma y donde Rivero y su Gobierno cada vez se encuentran más solos y desautorizados. Primero por el Tribunal Supremo, hoy por la Comisión Europea”.

En este sentido, Navarro se preguntó “cuánto tiempo y dinero vamos a perder los canarios con los caprichos políticos de este presidente, que parece haber perdido el juicio hasta el punto de define como apasionante su batallita contra un proyecto en marcha que persigue averiguar a ciencia cierta si en aguas españolas existen nuevas fuentes de riqueza de las que puedan aprovecharse todos los españoles y los canarios en particular”.

“Con Paulino Rivero, empieza todo a ser absurdo. Ni atiende las competencias que establece la Constitución, ni asume ni comprende los autos del Tribunal Supremo, ni, desde luego, ha entendido hoy al comisario europeo de Medio Ambiente. Vive en otro mundo”.