Buscar
21:52h. Domingo, 23 de Julio de 2017

El CERMI insta a la ciudadanía a denunciar la falta de accesibilidad de los teléfonos de emergencia

El CERMI ha elaborado recientemente un reportaje en su boletín semanal en el que analiza la situación de los teléfonos de emergencias.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) anima a la ciudadanía a que denuncie, durante todo el mes de julio, las situaciones en las que encuentren problemas de accesibilidad a la hora de llamar a números de emergencia como puede ser, por ejemplo, el 112.
 
Esta reivindicación se enmarca en la campaña ‘Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017’, que el CERMI ha puesto en marcha para todo el año, con el fin de denunciar cada mes situaciones discriminatorias por falta de accesibilidad universal en distintos ámbitos, entornos, productos y servicios, que pongan barreras a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. El nombre de la campaña alude al plazo legal que España se dio en 2003 con la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social para que todos estos elementos fueran accesibles.
 
La plataforma representativa de la discapacidad en España recuerda que la accesibilidad en los diferentes teléfonos de emergencia es un derecho fundamental para que las personas con discapacidad puedan acceder a este servicio cuando lo necesiten. Por ejemplo, es necesario que existan mecanismos para que a través de las nuevas tecnologías las personas sordas puedan mantener una interlocución en igualdad de condiciones con quien atienda su llamada.
 
En esta línea, la organización pide que existan siempre profesionales cualificados para atender las demandas de las personas con discapacidad, como puede ser el caso de las mujeres víctimas de violencia machista que tienen algún tipo de discapacidad. Además, advierte de que no se trata de una cuestión menor el hecho de que una persona con discapacidad que se encuentra en situación de emergencia no pueda solicitar ayuda en igualdad de condiciones. Es algo que entronca directamente con el respeto a los derechos humanos, amén de que sería positivo para la sociedad, ya que si una persona con discapacidad presencia alguna escena que requiera de pedir ayuda urgente, no podrá hacerlo si estos servicios no están dotados de plena accesibilidad.
 
No estamos hablando de bienes o servicios, esto no es un ajuste razonable, si no que los teléfonos de emergencia constituyen un servicio de atención al ciudadano, algo que afecta a una población posiblemente de cientos de miles de personas.
 
El CERMI  ha denunciado en numerosas ocasiones que el plazo del 4 de diciembre se va a incumplir, ya que no queda tiempo suficiente para que se subsanen todos los problemas de accesibilidad que siguen existiendo en múltiples ámbitos. Eso sí, ha pedido que se use la cercanía de la fecha tope del 4 de diciembre de este ejercicio para acelerar la puesta en marcha de acciones para ir eliminando barreras arquitectónicas que además de dificultar el día a día de las personas con discapacidad, vulneran la Convención de Naciones Unidas de los derechos de este grupo social, que fue aprobada hace una década.
 
Entre los temas que protagonizarán la campaña en los próximos meses se encuentran los problemas de accesibilidad en eventos culturales de interés; dificultades de uso por parte de las personas con discapacidad de aplicaciones móviles y redes sociales; barreras arquitectónicas en el transporte público, y falta de accesibilidad cognitiva en ámbitos como documentos públicos relevantes.