Buscar
19:14h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

YA HA CALCINADO UNAS 500 HECTÁREAS

Continúan las evacuaciones por el incendio forestal de Gran Canaria.

La evolución del incendio durante la noche ha obligado a evacuar barrios de 6 municipios de la Isla: Tejeda, Valleseco, San Mateo, Gáldar, Moya y Artenara. Las personas desalojadas han sido reubicadas en instalaciones municipales. El fuego ya ha calcinado unas 500 hectáreas.

Los servicios de emergencia han seguido evacuando esta madrugada pequeños barrios de los municipios de Tejeda, Valleseco, Artenara, Gáldar, San Mateo y Moya debido al nuevo incendio forestal que afecta a Gran Canaria, mientras la UME envía refuerzos desde la base de Morón (Sevilla).

A última hora de la noche de ayer sábado, eran cerca de 2.000 los vecinos desalojados de la cumbre de Gran Canaria debido al riesgo que representa este incendio, la mayoría correspondientes a casco urbano de Tejeda, evacuado por segunda vez en menos de una semana.

A lo largo de la madrugada, las autoridades han ido ordenando a los ciudadanos que abandonen sus viviendas en lugares como Las Calderetas, Cuevecillas, Madrelagua, Valsendero, Lanzarote y El Prado, todos ellos en el municipio de Valleseco, informaba el 112 del Gobierno de Canarias, administración que coordina el operativo.

Durante la noche, unos 150 efectivos de diferentes servicios locales, autonómicos y nacionales han trabajado sobre el terreno

La misma decisión se ha tomado después con Lagunetas, Risco Prieto, Aríñez y La Culata, en San Mateo; Las Arvejas, en Artenara; y Juncalillo, Fagagesto, El Tablado y Las Cuevas, en Gáldar. Y en Moya, está preparado el polideportivo municipal para albergar a los vecinos de los barrios de Lomo del Marco y Aguas de Fontanales, como refuerzo a la instalación deportiva de San Mateo, que ya venía prestando ese servicio de acogida de emergencia.

Durante la noche, unos 150 efectivos de diferentes servicios locales, autonómicos y nacionales han trabajado sobre el terreno para contener el incendio a la espera de que el amanecer les permita recibir ayuda de los helicópteros, a los que hoy se van a sumar dos hidroaviones. Según informa el Ejército del Aire, uno de esos aparatos se encuentra ya en Canarias y el otro está a punto de despegar desde Málaga.

En paralelo, a las 7.00 de la mañana de hoy domingo, (hora peninsular), ha despegado desde la base de Morón, en Sevilla, un Hércules con 55 soldados de la Unidad Militar de Emergencias que van a colaborar con sus compañeros ya desplegados en Canarias y ocho mecánicos del Ejército del Aire. El último balance de hectáreas afectadas, tomado al final del sábado, ascendía a unas 500.