Buscar
12:32h. jueves, 27 de enero de 2022

RECLAMó AL EJECUTIVO REGIONAL QUE ASEGURE QUE ESTOS CASOS VAN A RECIBIR LA ATENCIóN QUE NECESITAN.

El PP exige explicaciones al Gobierno por el fallecimiento de una menor con cardiopatía congénita en el Hospital de la Candelaria

Mercedes Roldós, exigió hoy explicaciones al Gobierno de Canarias respecto al fallecimiento de una menor que presentaba una cardiopatía congénita en el Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria el pasado mes de marzo.

 Mercedes Roldós-Portavoz en materia de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular,
Mercedes Roldós-Portavoz en materia de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular,

La que fuera Consejera de Sanidad del Gobierno canario en la legislatura pasada y actual  portavoz en materia de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Mercedes Roldós, quiere que su actual homónima en el cargo, Brígida Mendoza, explique de manera clara y meridiana, las circunstancias que se dieron para que el pasado 12 de marzo, una menor de tres años de edad falleciese en el Hospital Universitario de Nuestra Señora de la Candelaria a causa de una cardiopatía congénita, diez días después de que se hubiera suspendido su traslado al Hospital de La Paz en Madrid, donde debía ser intervenida quirúrgica-mente de su afección.

En el momento del suceso, las únicas explicaciones que dio la mencionada consejería, fueron las del fallecimiento y las causas del mismo, escudándose en la ley de protección de datos para no ampliar mas información al respecto, aunque si bien refirió en su momento que se debían tener presentes dos cuestiones para no realizar los traslados, uno el que se refiere a la climatología y otro a que son los facultativos ,  quienes en función del riesgo y la salud del paciente, los que deciden si se recomienda el traslado de un enfermo o no.

A Mercedes Roldós estas explicaciones le parecen nimias y ahora, casi un mes después de lo sucedido quiere que el Gobierno canario y en particular la responsable del área, deje de dar la callada por respuesta e inicie una investigación interna.

Roldós considera que este asunto tiene la entidad suficiente como para seguir escondiendo la cabeza ya que con ello se genera intranquilidad en los padres de niños con cardiopatías congénitas, y reclamó al Ejecutivo regional que asegure que estos casos van a recibir la atención que necesitan.