Buscar
02:43h. Lunes, 20 de enero de 2020

Un espectador de la Gomera espera le respondan desde la Oficina de Atención al Espectador de la Televisión Canaria.

Alfredo Amaya dirigía escrito de queja ante el ente televisivo público desde el pasado cuatro de septiembre de 2014. La Oficina del espectador aún no ha encontrado "un hueco" para reponderle.

El Ente Público Radio Televisión Canaria continua en su linea de ser de todo menos "la de todos"  aunque se jacten hasta la saciedad de afirmar que el pluralismo, la imparcialidad o inclusive la calidad y rigor en las informaciones sean su bandera.

Así al menos se desprende de las consideraciones que Alfredo Amaya, un espectador y copropietario del ente, como el mismo se considera ya que, no en vano los dineros que se gastan en la pública es de todos.

Alfredo amaya nos adjunta una copia del texto que remitió en su día a la Oficina del Espectador y de la cual, y con una falta de respeto que consideramos ofensiva, no se han dignado contestar.

Comenta que decidió escribir a la Oficina de Atención al Espectador de la Televisión Canaria durante los primeros días de septiembre del pasado año, cuando habían transcurrido un par de semanas desde la emisión de un informativo que le revolvió las tripas. En vista de que a fecha de hoy aún no ha recibido respuesta y ya ha perdido la esperanza de que así sea, afirma, ha decidido remitir la carta "a cuantos medios estén a mi alcance, ya que no pienso cejar en mi empeño de enderezar este entuerto". 

Comenta que , estando en la época en la que nos encontramos confío más que nunca en que alguien decida mover un dedo para cambiar las cosas con respecto a este asunto. Y no, no me refiero a la Navidad y su magia, sino al hecho de que ya hayamos entrado en año electoral, puesto que al parecer se trata de la única época en democracia en la que los políticos apartan momentáneamente la vista de sus apretadas agendas diarias para atender tímidamente lo que el ciudadano medio tiene que decirles. Así que confío en que sea ahora o nunca, y que alguien con la decisión suficiente (ya sea miembro del gobierno o forme parte de la oposición) tenga a bien tomarse esto en serio.

¿Es que acaso necesitamos una Televisión Canaria funcionando a este nivel de incompetencia? .-Se pregunta mientras afirma que, la Televisión Pública de los canarios es un servicio público más que costeamos entre todos nosotros, y como tal debería funcionar con el mismo nivel de excelencia que el resto de ellos. ¿Acaso alguien concibe que pudiera gestionarse una institución como el IAC o un Parque Nacional o un museo de los muchos que tenemos con la misma falta de seriedad y rigor con la que nos atronan desde este canal de televisión?.

Por poner un ejemplo; durante estos últimos meses he escuchado en la radio y leído en distintos diarios la opinión de diversos analistas de medios de comunicación sobre lo que ocurre en La Sexta, con la presencia en multitud de programas y un día tras otro de líderes políticos de cierto partido de reciente aparición en la escena nacional. Si eso es así, y si tanto miedo genera entre dichos analistas lo que una televisión como La Sexta ofrece a la ciudadanía, ¿qué reflexión podemos sacar de una televisión como la nuestra?

¿Es que acaso su meta es conducir a nuestra sociedad al embrutecimiento? Un repaso a las películas que proyectan, las series y culebrones con las que llenan la parrilla y el nivel de los programas de producción propia me hacen pensar que así es. Recordemos que La Sexta podrá obrar mejor o peor si así le parece, ya que como empresa privada su atención debe estar puesta casi exclusivamente en lo que marquen las audiencias, pero no es esa la misma meta que debe marcarse una televisión de capital público; su labor en este caso debe estar fijada siempre en primer lugar bajo un prisma de servicio público. Si hay algo peor en este país que una cadena como Canal Sur... es otra cadena pretendiendo imitarla.

Ya por último, ¿alguien podría explicar cuánto nos sale a los canarios la Oficina de DESatención al Espectador, habida cuenta de que a pesar de escribirles la carta anterior identificándome debidamente tal y se especifica en los requisitos, no hayan tenido tiempo suficiente para responder a ella (o al menos disculparse) habiendo transcurridos 4 meses desde entonces? Vease: http://www2.rtvc.es/corporativa/oficinaEspectador.aspx

Alfredo Amaya, vecino de La Gomera y copropietario de un canal de televisión PÚBLICO. 

Copia de la queja remitida y que espera respuesta:

---------- Mensaje reenviado ----------
De: Alfredo Amaya <xxxxxxx@gmail.com>
Fecha: 4 de septiembre de 2014, 12:19
Asunto: Sobre el nivel general del informativo y algún dato erróneo
Para: oficinadelespectador@tvcanaria.tv

Hola, mi nombre es Alfredo Amaya Santos, vivo en --------------------, --- -- -----, La Gomera con C.P. -------- y mi teléfono es el ----------, y escribo en relación al informativo que emitió la TV Canaria durante la sobremesa del día 13 de agosto de 2014.

Reconozco que por motivos que no vienen al caso normalmente me resulta imposible ver el citado informativo, pero ese día fue una excepción y pude verlo íntegramente. Lo primero que me gustaría recalcar, lo que más me llamó la atención de la emisión es el perfil tan bajo que tiene. El tono de los presentadores y el desarrollo que se le da a todas las noticias no se limitan a narrar la actualidad de forma objetiva, sino que dan la impresión de que traten de explicársela a los niños; con aclaraciones toscas, simples y rápidas que ni resultan veraces ni tampoco profundizan en el tema que tratan de ilustrar. Para explicar lo que digo nada mejor que un ejemplo: ese día, y debido a la proximidad con la festividad del día 15, todo el informativo parecía girar por entero en torno a la figura de la Virgen de la Candelaria. Así, tomaban la palabra sacerdotes, también peregrinos narrando cada uno sus milagros, recomendaciones de las autoridades, etc resultando repetitivo y cansino. 

Hay que tener en cuenta que entre la población de Canarias :

a) no todo el mundo vive en Tenerife, y

b) no todo el mundo vive el calendario de fiestas con el mismo fervor religioso que la redacción de informativos de su cadena.

Algunos nos preguntamos si a lo largo del día no sucede nada más digno de mención y seguramente también de mayor calado.

Bien, llegado un momento del informativo el autor de un reportaje da una serie de pautas a los peregrinos. Apunta una serie de cuestiones acerca de respetar los senderos, tomar ciertas precauciones, no emprender la ruta solo, etc y en ese momento apunta que hay que llevar siempre el móvil encima y en caso de accidente llamar al 112 AUNQUE NO HAYA COBERTURA, y lo deja así. Todo un informativo narrando las cosas a un nivel de Playskool y de repente esta cuestión se queda así!

Reconozco que oír eso ya fue demasiado para mí. No encuentro tolerable que un informativo pueda salir a antena y soltar falacias de ese estilo sin control ni revisión por parte de nadie. A no ser que la propia Virgen de Candelaria utilizara su influjo durante ese fin de semana no es posible hacer tal cosa, pero si ese era el caso no quedó debidamente explicado en ese reportaje. Precisamente son ese tipo de cuestiones las que, una vez emitidas en televisión, se riegan como la pólvora en la sociedad y ya no hay manera de desmentir. Como habitante que soy de una zona con muy mala cobertura puedo dar testimonio de que tal cosa es sencillamente imposible: NO SE PUEDE EFECTUAR NINGUNA LLAMADA DESDE UN MÓVIL SI NO HAY COBERTURA. Se puede llamar al 112 sin cobertura de tu compañía siempre y cuando en la zona haya cobertura de ALGÚN OTRO OPERADOR, se trata de un apunte lo suficientemente sencillo y clarificador como para apuntillar lo que se afirmaba en el reportaje, pero dicho apunte no se produjo.

Otra cuestión acerca de la que quería dar mi opinión antes de terminar es acerca del perfil de los entrevistados cuando le acercan el micro a la gente de la calle. No me queda claro si no tienen mucho entre lo que elegir a la hora de publicar declaraciones de la gente o simplemente se lo pasan pipa en la redacción emitiendo las declaraciones del que peor habla de entre todos los que han grabado ese día. Yo suelo encontrarme y detenerme a hablar en la calle con multitud de personas a lo largo del día y no creo que la muestra que sale a través del informativo sea representativa de lo que es la sociedad canaria. Creo que no cuesta nada entrevistar a varias personas acerca de una cuestión y luego emitir la declaración de aquel que mejor se exprese o se le entienda mejor, la impresión que queda después de ver el informativo es precisamente la opuesta. Una televisión pública como es esta que tenemos y pagamos entre todos debe ser intachable en estas cuestiones, y ser capaz de darle a la información el tono de seriedad que requieren.

La opinión que extraigo acerca de los informativos de la cadena con los dos ejemplos que he explicado aquí es que la redacción demuestra tener una muy mala imagen acerca de cuál es su público y hacia quiénes se está dirigiendo. Sin embargo estoy seguro de que el cabreo que me produjo la emisión de ese día se me pasará porque no dudo de que al otro lado de esta dirección de email habrá alguien capaz de reflexionar acerca de lo que he expuesto y tomar las medidas oportunas. Sólo con ese ánimo y sin perseguir nada más es por lo que le escribo, dando por hecho que se tomarán las debidas decisiones de cara al futuro. Teniendo en cuenta la cantidad de días transcurridos desde la emisión de 13 de agosto ya considero fuera de lugar una rectificación acerca de lo que se afirmó sobre las llamadas de emergencia. Tan sólo espero que nadie haya tenido la mala suerte de comprobarlo por sí mismo. No me cabe duda de que de eso se habrá ocupado debidamente la misma Virgen en persona.

Sin otro particular me despido,

un saludo!