Buscar
07:59h. Viernes, 25 de Mayo de 2018

Última Hora: Quedan cerrados los accesos a la cumbre de Gran Canaria, donde ha empezado a nevar con intensidad y peligro de deslizamiento

El operativo de esta alerta está formado por 500 personas. El cabildo insiste en la necesidad de respetar las recomendaciones

 Los accesos a la cumbre de Gran Canaria, donde ha empezado a nevar con intensidad, quedarán cerrados por peligro de deslizamientos y accidentes. Los puntos de cierre son la Cruz de Tejeda, Cueva Grande a la altura de la entrada a Camaretas, la Caldera de los Marteles y Ayacata, aunque si baja la cota de nieve se valorará bajar los puntos de corte.

El Cabildo de Gran Canaria activó este domingo su Plan de Emergencias Insular y el operativo que atiende esta situación de alerta está formado por 500 personas de distintas instituciones y cuerpos, desde la Guardia Civil a policías locales, protección civil, personal de Carreteras, Medio Ambiente, Emergencias y Aguas del Cabildo, Consorcio y Bomberos, entre otros.

Es necesario recordar que no se puede aparcar en los cauces de los barrancos de ningún punto de la isla porque las lluvias localmente fuertes se pueden producir en cualquier lugar.

La desembocadura de Ojos de Garza, donde hace dos años la riada arrastró cinco vehículos al mar, se llenó este lunes de coches a pesar de ello y de las recomendaciones, por lo que hubo que avisar a AENA para que alertara a sus trabajadores y acudió la Policía Local de Telde y una grúa a desalojar el lugar. También ha habido coches aparcados en otros cauces como en Bañaderos.

Una fuerte tromba como la que se produjo esta tarde en Tufia puede anegar los cauces en pocos minutos y arrastrar con facilidad cualquier coche que encuentre en su camino, ya que es la salida natural del agua para llegar al mar, por lo que el Cabildo insiste en pedir precaución y colaboración.

La jornada ha transcurrido sin grandes incidencias, salvo pequeños desprendimientos rápidamente retirados y en algunos puntos placas de hielo que irán a más con la caída de la noche, de la temperatura y de la nieve.