Buscar
09:47h. miércoles, 01 de diciembre de 2021

El Restaurante Pizzería Calabria niega que existiera trato discriminatorio hacia Enhamed Enhamed.

Amir Nikmaran, copropietario del Restaurante Calabria remite un comunicado a este medio y afirma que emprenderá medidas judiciales.

10592851_828672110506029_715908185340149073_n

El caso "Enhamed Enhamed", nadador invidente, campeón y récordman palalímpico español que, según su versión, se sintió absurdamente discriminado el pasado día cuatro de enero cuando le negaron el acceso a la pizzería Calabria sita en la calle Juan XXXIII de Las Palmas de Gran Canaria, por encontrarse acompañado por su perro guía, está generando rios de comentarios en las redes en los que el local y sus propietarios no salen muy bien parados.

El deportista, sintiéndose agraviado por lo que consideró un hecho discriminatorio hacia su persona y la vulneración en su derecho en la aplicación de la ley canaria 8/1995, relativa a la de accesibilidad y supresión de barreras físicas y de la comunicación, decidió colgar en su perfil de Facebook un vídeo contando el mal trago y reclamando asimismo que se aplique dicha ley, para que su perra, de nombre «Gayla» pueda acompañarlo con normalidad.

Este hecho ha generado que miles de usuarios de la Red Social Facebook, hayan "decidido fusilar" al mencionado local sin haber escuchado a la otra parte y que en este caso remite un comunicado a Gomeraactualidad.com, desmintiendo rotundamente la versión ofrecida por el deportista en su "Muro" de Facebook. 

Amir Nikmaran, copropietario del Restaurante Calabria, ha señalado además que estudian tomar medidas judiciales en las que esperan se esclarezca la verdad de unos hechos, que según la versión ofrecida por el deportista, estan afectando negativamente al Restaurante y causándoles unos perjuicios incalculables.

El comunicado literal remitido a este medio es el que sigue: 

Ante las informaciones vertidas en la prensa deportiva y local sobre las declaraciones de D. Enhamed Enhamed exponiendo su versión de los hechos acontecidos el día 4 de enero de 2.015 en el Restaurante Pizzería Calabria, sito en la calle Juan XXIII de Las Palmas de G.C., tenemos a bien señalar lo siguiente, tal y como expusimos, en su día, al diario deportivo Marca:

1.- En ningún caso se produjo trato discriminatorio, mucho menos, humillante al Sr. Enhamed Enhamed, por parte de los trabajadores del Restaurante Calabria, que lo trataron con todo respeto y consideración, como a cualquier otro cliente que acude por primera vez al local.

2.- En ningún caso se le impidió la entrada al local al Sr. Enhamed Enhamed el día 4 de enero de 2.015.

3.- El restaurante reconoce que, ante el desconocimiento de la normativa sobre acceso de personas discapacitadas con ayuda animal, se procedió a verificar la misma, mediante una llamada a la Policía Local, por parte del encargado del restaurante, invitándose al Sr. Enhamed Enhamed a que esperara la respuesta y se procediera a sentar en una de las mesas interiores del restaurante, a lo que se negó, permaneciendo de pie en todo momento y siempre en el interior del local.

4.- Una vez se verificó la realidad de la normativa, procedimiento que llevó tan solo 9 minutos, tal y como se recoge en las cámaras de seguridad instaladas en el local, se le indicó al Sr. Enhamed Enhamed que el restaurante le iba a preparar una mesa para que cenara adecuadamente, lo que rechazó marchándose del local.

5.- Entendemos, al igual que ya manifestáramos ante el diario deportivo Marca, que las quejas del Sr. Enhamed Enhamed obedecen a un malentendido, pues, en ningún caso, el restaurante, así como sus trabajadores, que son gente honesta, padres de familia, en su mayor parte y profesionales con una amplia experiencia en el sector, llevó a cabo un trato inadecuado e irrespetuoso, poniendo a su disposición el local, no solo durante el tiempo de espera, ya indicado, sino tan pronto verificó la normativa de acceso de perros guía, así como su mejor actuación para servirle.

.- Que el Restaurante Calabria, una vez pasados los 9 minutos señalados de espera, lo que, repetimos, se produjo, siempre y en todo momento, en el interior del local, indicó, con todos los respetos, al Sr. Enhamed Enhamed que procedería a disponerle y organizarle una mesa a fin de que pudiera cenar junto a su acompañante, lo que fue rehusado por su parte, siendo que jamás se le impidió el acceso al restaurante, tal y como hemos manifestado, como tampoco se produjo un trato inadecuado o impropio a su persona, al contrariode lo que se está señalando en las informaciones vertidas en las redes sociales, las cuáles están generando un daño injusto e inmerecido a dicho negocio, en el que llevan a cabo su trabajo gente honesta e íntegra, que tratan de sacar a sus familias adelante y que, en definitiva, ponen el mayor empeño y dedicación posible en atender, con la máxima profesionalidad, a los clientes que acuden al mismo.

7.- El restaurante Calabria quiere, una vez más, reiterar, a fin de minimizar en la medida de lo posible, las molestias que la espera, tal y como se ha narrado, pudo haber ocasionado al Sr. Enhamed Enhamed, la invitación que le ofreció el día 5 de enero, cuando regresó al local aproximadamente sobre las 14.00 horas, a fin de que pueda degustar las especialidades del mismo en su próxima visita a Las Palmas de G.C., momento en el que procederíamos a aclarar el malentendido que se produjo en su día, deseándole los más exitosos resultados en su dilatada carrera deportiva, tal y como ha venido siendo hasta la actualidad.