Buscar
miércoles, 29 de junio de 2022 09:59h.

La subvariante de Ómicron es más contagiosa aún, algo que podría ralentizar el descenso en el número de casos de COVID-19 en esta caía de la sexta ola en la que nos encontramos ahora mismo.

La subvariante BA.2 de Ómicron tiene mutaciones que podrían alterar su comportamiento y ha comenzado a dominar partes de Europa y Asia.

Las personas afectadas, que han dado positivo en las pruebas diagnósticas de infección activa y cuyas muestras se están secuenciando, están ya de alta o cumpliendo aislamiento domiciliario sin presentar complicaciones por la COVID-19
Consejería-de-Sanidad

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias informa de que se están estudiando 14 posibles casos de COVID-19 por la subvariante BA.2 de Omicron en el área de salud de Tenerife. El resultado de la secuenciación se conocerá tras la culminación del estudio que se prevé esté concluido a finales de la próxima semana.

De los 14 casos, tres se encuentran aún cumpliendo el aislamiento domiciliario correspondiente y el resto están ya de alta, sin registrar complicaciones por la COVID-19. Sólo uno de los casos, un recién nacido, estuvo ingresado unos días en vigilancia clínica por precaución y ante su evolución favorable, fue dado de alta a los tres días. Según los expertos esta subvariante parece que presenta una mayor transmisibilidad que la variante BA.1 de Omicron pero no mayor gravedad.

La red de vigilancia genómica para la COVID-19 en Canarias incluye un sistema protocolizado para la detección, seguimiento y control de la presencia de las diferentes variantes del SARS-Cov2 en las Islas, cuyos resultados son comunicados semanalmente al Ministerio de Sanidad, tal como está protocolizado para todas las comunidades autónomas.

Esta red se puso en marcha en marzo del pasado año, a través de la Dirección de la Salud Pública, sus diferentes controles permiten obtener una radiografía real de la incidencia de las distintas cepas del virus en el Archipiélago.