Buscar
15:21h. Sábado, 18 de Noviembre de 2017

Sonia Fernandez "le canta las cuarenta" a la concejala Alicia Alvarez

 

Sonia Fernández, una de las 200 trabajadoras despedidas hace un año, preguntó a la edil, pese a su negativa para que interviniera: "¿Tú les das de comer todos los días a tus hijos? Yo no. Tengo que ir al contenedor de basura a buscar la comida para ellos".

Puso blanco sobre negro y lo hizo como suele decirse  en "román paladino", con un par.

Sonia Fernández, que asi se llama la joven madre chicharrera, rompía la rutina monótona y estéril que suele darse habitualmente en la reuniones de la Comisión de Control del Ayuntamiento de Santa Cruz en el Salón García Sanabria.

Mientras los concejales de la oposición se enzarzaban con la concejal de Atención Social, Alicia Álvarez, que presidió la sesión, por el "enésimo engaño sobre la situación de las trabajadoras de la cooperativa Mararía, y su incumplimiento al no presentar un borrador del pliego de condiciones para convocar el concurso para el nuevo servicio de asistencia domiciliaria", cansada ya de todo y desesperada, irrumpió Sonia Fernández, una de las 200 trabajadoras despedidas hace un año, quien le preguntó a la edil, pese a su negativa para que interviniera: "¿Tú les das de comer todos los días a tus hijos? Yo no. Tengo que ir al contenedor de basura a buscar la comida para ellos".

Este testimonio sobrecogió a todos los presentes, y a medida que explicaba en viva voz sus problemas y falta de ayuda, arrancaba las lágrimas no solo de sus compañeras de lucha, sino entre algunos representantes políticos.

Sonia explico la impotencia y el cansancio de este colectivo, y las dificultades que han tenido que soportar después de perder sus puestos de trabajo; y ayer se tuvieron que ir de nuevo sin un compromiso sobre su posible subrogación en un concurso que Álvarez señaló que aún no se puede convocar y que tampoco se podía comprometer a avanzar una fecha para presentar un borrador, como consecuencia, señaló la responsable del IMAS, de los procesos judiciales abiertos a raíz de la finalización de este servicio, en agosto del año pasado.

Visiblemente emocionada contando los problemas por los que atraviesa, similares a los que padecen miles de familias en Santa Cruz, tuvo el coraje de dar un baño de realidad a "la casta política" que gobierna el consistorio y que parecen vivir en un Santa Cruz paralelo y ajenos a la realidad pura y dura contada por la protagonista.