Buscar
09:17h. martes, 02 de junio de 2020

Bruselas propone que el fondo de rescate salve a los bancos

Durao Barroso anuncia que llevará a la próxima cumbre de la UE la propuesta de que el fondo de rescate europeo dé dinero a los bancos en apuros sin necesidad de que los Estados tengan que pedirlo. Alemania, contraria a esta posibilidad, aún no se ha pronunciado.

Después de negarse durante semanas, la Comisión Europea da su brazo a torcer y propone ahora que el fondo de rescate europeo pueda recapitalizar directamente a los bancos en apuros, sin necesidad —como ocurre ahora — de que sea un Estado el que tenga que solicitar dicho rescate.

Así lo anunció este miércoles Jose Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión, en rueda de prensa, echando así algo más que un capote al Gobierno de Mariano Rajoy. Además, Barroso llevará a la próxima cumbre de la UE la propuesta de crear una unión bancaria en Europa. "Para romper el vínculo entre la banca y los estados soberanos, la recapitalización directa del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) debe contemplarse", afirma el Ejecutivo comunitario en su informe sobre la eurozona. Un mensaje que Barroso repitió ante los periodistas.

Hasta ahora la legislación obliga a los Gobiernos a pedir la ayuda a cambio de un control absoluto por parte de la Unión Europea. De prosperar esta propuesta, el Gobierno español se ahorra dar la cara y evita la sensación de que lo que se recata es al país. El Ejecutivo de Rajoy siempre ha sido contrario a esta fórmula y lleva tiempo reclamando que el fondo de rescate salve directamente a los bancos en apuros sin que los Estados tengan que pedirlo. El FMI también defiende esta última opción y lleva tiempo recomendando actuar así. 

"Una integración más estrecha entre los países del euro hacia una unión bancaria sería un elemento importante"

Alemania, que siempre se ha negado a recapitalizar los bancos a través del fondo de rescate, aún no se ha pronunciado.

Barroso indicó: "Es importante emplear todo tipo de flexibilidad y no solo en cuanto a los instrumentos de los que dispone la eurozona sino también para la rapidez de la reacción de los cortafuegos".

La recapitalización directa de la banca requeriría cambios legales en el tratado de funcionamiento del MEDE, por lo que Barroso sostuvo que, en cualquier caso la eurozona debe estar preparada para abordarlos y que mientras debe tomar las medidas que se pueden tomar de inmediato.  

Más integración

La Comisión afirma que la crisis ha ralentizado el proceso de la integración financiera y que puede ser necesario dar "pasos ambiciosos para acelerar y profundizar la integración fiscal".

En opinión del Ejecutivo comunitario, ya antes de la crisis se admitió que el modelo de la Unión Europea (UE) de bancos transfronterizos "no era estable bajo el esquema institucional actual", en particular con respecto a la supervisión y la gestión de crisis bancarias. Eso ha dañado la unión monetaria, debido a los estrechos lazos financieros y los vínculos con las deudas soberanas.

"Una integración más estrecha entre los países del euro —en materia de prácticas y estructuras de supervisión, en el plano de la gestión de crisis transfronterizas y el reparto de cargas— hacia una unión bancaria sería un elemento importante a la estructura actual de la unión económica y monetaria", afirma la Comisión Europea.

Barroso indicó que presionará a favor de un calendario ambicioso y por una hoja de ruta para alcanzar cuanto antes esta integración. Eso implica también la mutualización de la deuda en la eurozona y la puesta en marcha de un sistema común de garantías de depósitos.