Buscar
06:48h. martes, 26 de mayo de 2020

Contigo promueve en sus redes los compromisos incumplidos por los políticos de recortar sus sueldos y cargos públicos

Contigo Somos Democracia aboga por la responsabilidad de los políticos en la mayor recesión económica del España

 El partido centrista Contigo Somos Democracia aboga por la responsabilidad y el ejemplo de los políticos, en un momento en que la actividad productiva en España lleva paralizada dos meses, con motivo de una crisis sin precedentes que, además de la salud, está afectando directamente a la economía y al empleo.

Las redes del partido han promovido un video que evidencia los compromisos incumplidos de bajarse el sueldo y recortar cargos públicos. Desde el convencimiento, hacen declaraciones que pronto olvidan y precisamente ahora, cuando la mayor recesión económica está azotando a los españoles, y el índice de pobreza de las familias se ha disparado, es momento de abordar este asunto tan prometido en las campañas electorales y tan olvidado en el escaño del congreso.

La crisis del coronavirus y el consiguiente confinamiento de la población tras el estado de alarma ha disparado el número de ERTE en España, hasta afectar a cerca de 4 millones de trabajadores.

 La desescalada por fases, la autorización de la reapertura con limitaciones del trabajo en diferentes sectores y la falta de planificación está generando incertidumbre a autónomos, empresas y trabajadores que están teniendo que readaptarse al nuevo contexto sin ingresos y sin medios.

Contigo Somos Democracia considera que este es un momento para la reflexión, para frenar a quienes despilfarran el erario público, para denunciar la corrupción y los puestos a dedo, y para hacer oposición a quienes siguen dedicando partidas presupuestarias a salarios desorbitados y desproporcionados de políticos y asesores, que ni tan siquiera buscan soluciones a lo que más preocupa a los españoles, su futuro, el futuro de España, de la economía, la sanidad, el empleo y los servicios sociales.

La formación política Contigo subraya que la política debe estar al servicio de las personas y, por tanto, los políticos como servidores representativos deben hacer un uso estratégico de los recursos públicos y dotar de las herramientas necesarias para dar solución a las necesidades de aquellos a quienes representan.

El presupuesto en personal del Congreso y el Senado asciende a más de 60 millones de euros, dedicado exclusivamente al pago de diputados, senadores, asesores y sus dietas. A esto habría que sumar los salarios de diputados regionales, provinciales, alcaldes y concejales, sus asesores, dietas y partidas destinadas a los grupos de los partidos políticos para sus gastos.

Según el comunicado de Contigo Somos Democracia los políticos españoles deberían empezar a concebir la política como lo que son, servidores públicos y anteponer a sus ideologías y a su interés personal, el bien de sus compatriotas y hacer un ejercicio de responsabilidad, dando ejemplo como han hecho los italianos y recortando sus salarios, destinando ese recorte a partidas presupuestarias que permitan invertir en sanidad, empleo o economía.

Contigo Somos Democracia promovió una campaña para que todos los cargos públicos redujeran el 50% de su sueldo durante la crisis, pero lamentablemente lejos de un gesto de solidaridad con el pueblo español, el Congreso rechazó la propuesta de reducir su salario. Por imposible que pueda parecer, ni en una pandemia, nuestros políticos se han solidarizado “salarialmente” con los miles de españoles que ya no tienen un sueldo.

Contigo trabaja para construir y defender una sociedad abierta, libre, justa, igualitaria y solidaria donde nadie sea esclavo de la pobreza, conformismo o la mentira. Contigo Somos Democracia cree firmemente en la necesidad de que los poderes públicos realicen un papel importante en la protección de la igualdad de oportunidades, basada en nuestro Estado Social, Democrático y Derecho, lo que necesariamente pasa por tener políticos con altura de miras, que antepongan a España por encima de sus intereses personales o partidistas.