Buscar
20:03h. domingo, 05 de diciembre de 2021

Excalibur ha sido sacrificado

Los profesionales de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) llegaron a primera hora de la tarde para entrar en la vivienda de Teresa Romero para llevarse a su perro, Excalibur, al que sacrificarán para evitar riesgos de contagio del virus, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

d7071f50-4e3c-11e4-a6b5-d71674fe9375_unnamed

El mundo.es.-Una resolución de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ratificada el martes por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid, ordenó sacrificar al animal y el traslado y posterior incineración del cadáver.

Según explica la Comunidad de Madrid en un comunicado, el animal fue sedado antes de ser sacrificado. Posteriormente, su cadáver ha sido introducido en un dispositivo precintado de seguridad biológica.

Han sido miembros del laboratorio de Seguridad Biológica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) los que se han encargado de llevar a cabo el sacrificio del animal, "que no ha sufrido". El animal ha sido incinerado en un crematorio de mascotas en Paracuellos del Jarama.

A primera hora de la mañana, la Universidad Complutense de Madrid había distribuido un comunicado en el que Pedro L.Lorenzo, decano de la Facultad de la Veterinaria alertaba a los miembros de lo siguiente: "Se ha autorizado a que el cadáver del perro Excalibur, que de acuerdo con los protocolos de intervención que se han diseñado en la Comunidad de Madrid, va a llegar a las instalaciones del Centro Visavet". En el escrito explicaba que "todos los protocolos se hacen con la máxima seguridad y estoy a la espera de recibir un informe correspondiente de dicho Centro".


En un nuevo comunicado, enviado horas después, se informaba de que "queda revocada la autorización para trasladar el cadáver de dicho animal a cualquier instalación de la UCM".

Una fuente de la Universidad ha aseguró a primera hora de la tarde a ELMUNDO.es que el perro ha sido sacrificado y se encuentra en Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet), algo que fuentes oficiales desmintieron tajantemente.

El protocolo

El protocolo para su sacrificio se puso en marcha esta mañana. A primera hora llegaba al domicilio de la paciente y de su marido, Javier Limón, un camión del que se bajaron dos personas con monos blancos, aunque con las manos y caras descubiertas. También llegó en un pequeño remolque una urna de cristal, en cumplimiento de las órdenes cursadas por las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid a la agencia Efe, las autoridades tienen permiso para entrar en la casa, gracias a la acreditación que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Madrid ha concedido a las autoridades sanitarias.

También acudieron a la zona bomberos del Ayuntamiento de Alcorcón y de la Comunidad de Madrid y posteriormente una dotación de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112.

Los profesionales de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) llegaron a primera hora de la tarde para entrar en la vivienda de Teresa Romero para llevarse a su perro, Excalibur, al que sacrificarán para evitar riesgos de contagio del virus, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

El jefe de dotación de bomberos de la Comunidad de Madrid, Juan Carlos Martínez, también concejal de Los Verdes en el Ayuntamiento de Alcorcón, criticó el procedimiento que se está siguiendo, ya que indicó que la normativa autonómica de emergencias obliga a que haya una unidad de riesgos NBQ y a esa unidad nadie la ha llamado.

Protestas

Durante toda la mañana, un grupo de activistas defensores de los animales se ha concentrado frente a la urbanización donde reside el matrimonio ahora aislado en el Hospital de La Paz-Carlos III. Medio centenar de ellos ha hecho guardia desde la tarde del martes y durante toda esta noche para tratar de evitar se que sacrifique a la mascota.

El número de activistas ha ido aumentando a lo largo de la mañana, al igual que el tono de sus protestas, hasta el punto de que se han vivido momentos de cierta tensión con las fuerzas de seguridad desplazadas al domicilio. Finalmente, la Policía ha desalojado a las personas que permanecían concentradas y que exigen la protección del animal al grito de 'Excalibur, no estás solo' y 'Ana Mato, dimisión'.

Sus protestas responden a la decisión del Gobierno de la Comunidad de Madrid que, como medida preventiva, ordenó ayer sacrificar al perro de la pareja por entender que "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre", ya que "vivía en estrecho y permanente contacto" con la paciente.

En el tumulto que se ha formado cuando han sacado al can, un hombre de unos 30 años ha resultado herido al caer al suelo y golpearse la cabeza cuando ha arrancado la furgoneta. Como consecuencia de la caída el hombre ha quedado tendido inconsciente en el asfalto sobre un charco de sangre.

Según un activista, el hombre ha sido arrollado por la furgoneta que se llevaba al perro. Sanitarios de una ambulancia de Protección Civil de Alcorcón han atendido al herido y a una chica que ha sufrido un desfallecimiento.

Tras alejarse la furgoneta tres mujeres se han tumbado en la calzada con las manos cogidas en señal de protesta con carteles en los que se podía leer 'Sacrificio 0', 'Ana Mato dimisión' y 'Excalibur, el mundo está contigo'.

El abogado del presidente de Mascoteros Solidarios, Víctor Valladares, ha adelantado que están estudiando pedir una "indemnización y daños morales" si sacrifican a Excalibur, el perro de la mujer contagiada del ébola.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Víctor Valladares ha afirmado que tras intentar enviar por fax el recurso de apelación les han instado a presentarlo a través de registro para su posterior resolución mañana, si bien esto dejaría el recurso "vacío de toda lógica y contenido" puesto que ya en teoría "han entrado en la vivienda y van a sacrificarlo".

"Al entrar al edificio se ha vulnerado el artículo 33 de la constitución, que es el derecho a la propiedad privada y para un bien jurídico como es la vida de un animal no se han realizado todos los estudios pertinentes", ha denunciado el abogado.

Peligro sanitario

La Consejería de Sanidad madrileña señaló en un comunicado que, según la información científica disponible, "existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del ébola", por lo que estos animales "pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos".

"En consecuencia, no existe garantía de que los animales infectados no eliminen el virus a través de sus fluidos orgánicos, con el riesgo potencial de contagio", añade.

El esposo de la paciente se negó desde el primer momento a que sacrifiquen a su mascota y denunció en las redes sociales las intenciones de las autoridades de sacrificarlo, tras lo cual ha recibido numerosas muestras de solidaridad. De hecho, más de 200.000 personas han firmado una petición en la web www.change.org en la que se pide poner en cuarentena o aislamiento a la mascota.

El presidente del Consejo General de Veterinarios de España, Juan José Badiola, ha asegurado que como veterinario, "entiende" la negativa de la familia de la auxiliar infectada por ébola a sacrificar al perro Excalibur, pero que comprende también "la postura de las autoridades sanitarias" que ante un problema de salud pública han aplicado el "principio de precaución", ante la situación de tener que descontaminar el piso y no saber "qué papel" podría tener el animal que ha convivido con la afectada.

Ha destacado que hay "muy poca información científica y muy poca información desde el punto de vista médico en cuanto a los perros". De hecho sí se realizó un estudio en Gabón durante 2001 y 2002en el que asociado a un brote de ébola humano "se tomaron muestras de sangre de varios perros". "Entre un 20 y un 30% habían desarrollado anticuerpos frente al virus del ébola", ha afirmado.