Buscar
12:07h. jueves, 27 de enero de 2022

La investigación del crimen de Asunta entra en su semana clave

 

Los análisis de tóxicos y otra posible declaración de los padres podrán arrojar luz sobre el caso
 

 

Altar improvisado en la pista forestal donde pareció el cadáver de Asunta, que hoy cumpliría 13 años
Altar improvisado en la pista forestal donde pareció el cadáver de Asunta, que hoy cumpliría 13 años

ABC.es.-Asunta Yong-Fang Basterra Porto cumpliría hoy 13 años. Pero los caprichos del destino y un conjunto de causas todavía por aclarar hacen que la casa de la familia en la compostelana calle Xeneral Pardiñas no comience la semana llena de regalos, sino convertida en el epicentro de una investigación que afronta unos días clave para la resolución del homicidio que tiene en vilo a toda España.

Esta semana se conocerán los resultados del análisis toxicolóxico que se le practicó a la niña y que permitirán aclarar si, como apuntan todas las hipótesis, Asunta fue sedada antes de que la asfixiaran. Se barajan muchas posibilidades acerca del fármaco que le pudo ser suministrado.

Durante los últimos días, quizá uno de los asuntos sobre los que más se ha especulado sea sobre la sustancia que la niña pudo haber ingerido. Por una parte, se sabía que Asunta era alérgica y que tomaba antihistamínicos, que al parecer le provocaron un agudo estado de somnolencia en una de las últimas clases de música a las que asistió. A su vez, dos hipótesis surcan todas las noticias publicadas sobre este caso. La primera, que la madre, Rosario Porto, se medicaba contra el lupus y que tomaba psicofármacos para aliviar su ansiedad. La segunda, que fue el padre, Alfonso Basterra, quien compró el medicamento, quizá diazepam, con el que se adormeció a la niña.

Esta semana, los resultados que haga públicos el laboratorio permitirán aclarar si el episodio de la clase de música o las dolencias psiquiátricas de la madre tienen relación directa con el crimen. Además, podría cambiar los cargos que se les imputan a los padres, que pasarían de supuestos homicidas a supuestos asesinos.

Todo apunta a que el juez instructor del caso, JoséAntonio Vázquez Taín, citará de nuevo a declarar a los hasta ahora únicos imputados por la muerte de Asunta, sus padres, en prisión preventiva. Porto y Basterra ya declararon ante el juez Taín el pasado viernes: ofrecieron la misma versión de los hechos y se declararon inocentes. Está por ver si en esa hipotética segunda declaración alguno de los dos cambiará su relato.

Contradicciones
El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, se refirió precisamente a la versión que de los hechos dan los imputados, remarcando que a los investigadores les parecieron «desde el primer momento un poco incoherentes». Juárez reivindicó además el «buen olfato»de los agentes y pidió «dejarles trabajar» y «no especular demasiado» sobre el caso.

Mientras, en la pista de tierra del municipio coruñés de Teo donde apareció el cuerpo de la pequeña, alguien dejó ayer un regalo de cumpleaños improvisado: un emotivo altar en honor a Asunta. Un tigre de peluche, dos angelitos, un molinillo de viento, velas y dos ramos de flores blancas adornaban el lugar donde el domingo 22 de septiembre dos viandantes se encontraron con una desagradable sorpresa que dio comienzo a una intensa semana de rumores. Esta semana, muchos de ellos podrían transformarse en certezas.