Buscar
16:48h. Sábado, 16 de Diciembre de 2017

El presidente de la Federación Regional de Cofradías de Pescadores de Canarias, pide la mediación del rey en el nuevo reparto de cuotas de atún rojo en España

Fernando Gutiérrez solicita que de verdad se haga justicia en el nuevo modelo de reparto que tenga muy en cuenta el sentido patriótico y de estado.

Así de claro se manifiesta una vez más el reivindicativo presidente regional de las cofradías de pescadores de Canarias, pidiendo además la mediación del Rey de España Felipe VI, ya que hablamos de un recurso natural y público, patrimonio de todos los españoles.

Denuncia Gutiérrez que el actual modelo de reparto, con la excusa de que había en marcha un plan de recuperación, castigó injusta y especialmente a la mayor parte de los artesanales del Mediterráneo y de Canarias. Por el contrario, concentra injustamente una enorme riqueza en muy pocos “apellidos”, lo cual no solo es antipatriótico sino además escandalosamente insolidario.
Estas manifestaciones las realiza Fernando Gutiérrez desde la ciudad de Marrakech en Marruecos, donde está concluyendo la reunión internacional del organismo que regula las pesquerías del atún, ICCAT.

Aclara Fernando que el hecho de que concluya esta reunión a “cara de perro” entre tantos intereses contrapuestos, no significa que todo esté resuelto en nuestra patria. Ahora ha llegado el momento que se actúe con verdadero sentido de estado, en el nuevo modelo de reparto de las cuotas del atún rojo, que España tiene asignado, donde unos verdaderos apátridas, pusieron por delante unos extraños y recientes intereses.

Se castigó a los artesanales catalanes, más de mil pescadores que jamás habían causado ningún daño al equilibrio del recurso, y por el contrario se privilegió a unos apellidos nuevos en el “mundo del atún rojo”, a quienes casi por arte de magia se le cuadriplicó el caballaje y el tonelaje de sus embarcaciones, para posteriormente darles una cuota pesquera exponencial a la cual no tenían ningún derecho histórico. Lo mismo aconteció en la región de Murcia con dos cerqueros que aparecieron en los 90, y sin derecho a pesca se les asigna otra cuota, que en ambos casos se les “robó” a los artesanales del Mediterráneo y de Canarias especialmente.

Entiende Fernando Gutiérrez que el rey de España tiene que mediar en todo esto, poniendo el máximo sentido de estado sobre “la mesa” y el interés nacional, por el bien de este recurso, pero especialmente de los pescadores artesanales, además buscando un equilibrio que satisfaga medianamente a todo el mundo.

El actual modelo no sólo es un despropósito, sino además ha creado un modelo de injusticia absoluto en el reparto de cuota, que condenó a los pescadores artesanales, un hombre un anzuelo, prácticamente a la marginación. Por tanto, en los próximos días Gutiérrez se dirigirá por escrito a la Casa Real para pedir la mediación del monarca, sería una verdadera “tragedia nacional”, que esta grave injusticia, se pretenda perpetuar con todos los agravios que conlleva.