Buscar
19:45h. Sábado, 22 de Julio de 2017

Yaiza Castilla defiende reformar la Ley Electoral y eliminar el voto rogado

La senadora ASG explicó en la Cámara Alta las consecuencias que ha tenido el voto rogado en la reducción del número de personas que ejercen su voto desde el extranjero

El Pleno del Senado abordó esta semana el debate sobre la modificación de la actual Ley Electoral para atender las peticiones de los españoles residentes en el extranjero y que piden la eliminación del voto rogado. Este sistema, implantado en 2011, es de obligado cumplimiento y determina que los electores residentes fuera de España tienen que informar por escrito a las oficinas del Censo Electoral su intención de ejercer el derecho al voto.

Según la senadora de ASG, Yaiza Castilla, el voto rogado ha sido el principal motivo de la reducción en el número de electores residentes en el extranjero que ejercen su derecho al voto. Así, explicó que de los 97.672 electores residentes en el extranjero censados en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la Junta Electoral Central sólo recibió 659 papeletas en los comicios de 2015, apenas un 0,6% del censo.

“Antes de la reforma electoral de 2011 esto no ocurría. El ejemplo más claro está en 2008 cuando el porcentaje de votantes alcanzó el 33%”, subrayó la representante de ASG. En esta línea, calificó de “inadmisible” la reducción del número de electores cuando la cifra de emigrantes se ha incrementado en los últimos años. “Sin ir más lejos, en el año 2008 había 1,2 millones de personas inscritas en el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA). Sin embargo, siete años más tarde estamos cerca de los 1,9 millones”, precisó.

Castilla apeló a la modificación de la Ley Electoral porque “deja invisible el voto de los 1,9 millones de españoles que por diferentes circunstancias tienen que estar fuera de su país. De esta forma, en las Elecciones Generales de 2008 se contabilizaron 384.000 votos, mientras en diciembre de 2015 tan sólo se registraron 89.000 papeletas.

“La diferencia drástica entre el alto número de emigrantes que se han visto obligados a salir de España por la crisis económica y la participación en los procesos electorales no es otra que la implantación del voto rogado”, aseguró la senadora de ASG, antes de añadir que este problema es un reflejo de que el actual sistema falla.

Antes de finalizar, Yaiza Castilla, reiteró su apoyo a un cambio que dote de más facilidades a las personas, que aún residiendo fuera de España, quieren ejercer su derecho al voto y, en palabras de la senadora, “contribuir con el futuro del país”. En esta línea, concluyó afirmando que el voto rogado impide el ejercicio del derecho al voto de forma eficaz y efectiva.