Buscar
10:51h. Miércoles, 26 de Abril de 2017

Se cumplen 40 años de los “ovnis” de 1974

¿Tiene usted fotografías de este fenómeno?

El 22 de noviembre de 1974 se produjo el primero de una serie de cinco espectaculares episodios celestes de apariencia extraña observados desde Canarias, del que se cumplen 40 años próximamente. Se trató en general, de grandes luces gaseosas en expansión que ascendían desde el oeste hasta acabar difuminándose, al atardecer. La causa de estos sucesos, con fecha 22/11/74, 22/6/76, 19/11/76, 24/3/77 y 5/3/79, fue el lanzamiento de misiles balísticos Poseidón norteamericanos desde submarinos al oeste del archipiélago, en pleno Océano Atlántico. En esta dirección web http://tinyurl.com/meybrhu el interesado puede leer un artículo en el que esa afirmación quedó definitivamente probada. 

Respecto al suceso del que ahora se cumplen 40 años, que también fue divisado desde Madeira, El Eco de Canarias tituló al día siguiente la noticia así: “Tres ovnis en El Hierro”, informando de que “A las ocho de la noche de ayer fueron vistos al sur de la isla de El Hierro tres objetos luminosos que tenían todas las apariencias de los llamados platillos volantes. Se les vio aparecer en el horizonte a intervalos de dos minutos, a poca altura, hasta llegar al pueblo de El Pinar, donde se detuvieron unos instantes. Al llegar a este punto del cielo se elevaron verticalmente hasta perderse de vista”. En la breve referencia abundan las imprecisiones, puesto que la escasa altura fue solo un efecto de la perspectiva y en ningún momento se detuvieron en su trayectoria, ni se acercaron a las costas herreñas (los lanzamientos tuvieron lugar a centenares de kilómetros de las islas y los efectos luminosos espectaculares se produjeron a decenas de kilómetros de altura, debido a la luz solar reflejada).

El Día informó en su edición del 23 de que “los vecinos de Fuencaliente apreciaron alrededor de las siete y quince un gran círculo plateado en el cielo, del que se alzaba un objeto de forma triangular y de color rojizo, que dejaba tras de sí unos chorros parecidos, pero no iguales, a los que dejan los aviones a reacción”. En Los Llanos de Aridane observaron “como una especie de cuatro bengalas que subían y estallaban en el aire, produciendo un gran cerco luminoso”. También desde Bajamar y Punta del Hidalgo, en Tenerife, fue divisado el fenómeno.

La Provincia del día 24 se hizo eco de un testimonio procedente de Lanzarote, según el cual vieron en el firmamento, a la altura de la montaña Mina “un extraño objeto luminoso que lanzaba destellos intensamente resplandecientes, con una pequeña esfera roja en su interior”. Desde Tetir, en Fuerteventura, observaron “tres objetos luminosos que parecían estáticos hasta que por fin se juntaron”, y desde cerca de la costa africana un grupo de cinco barcos sardineros tripulados por cien pescadores también contemplaron las evoluciones del sorprendente espectáculo luminoso.

Agradezco a cualquier testigo y fotógrafo que conserve alguna imagen del fenómeno observado en esta fecha (y cualquiera de las otras cuatro, indicadas al principio de esta nota) se ponga en contacto con el autor por medio de este correo electrónico: rcampop@gmail.com

Ricardo Campo Pérez, La Laguna, Tenerife