Buscar
11:14h. Jueves, 27 de Junio de 2019

David, “el agricultor influencer” pierde, para algunos, credibilidad en las Redes

Para algunos es “natural”, mientras otros afirman que lo suyo ha sido la escenificación de un personaje. Las críticas y perdida de seguidores han surgido tras “colgar” un video pidiendo tres euros a cada seguidor.

 

El fenómeno David, “Frutería el agricultor”, parece haber “pinchado” seguidores en su Fanpage de la conocida Red Social Facebook ,  en la que el conocido agricultor-empresario  publicitaba su negocio y ganaba seguidores a diario; tantos, que ha llegado a contar con más de seis mil internautas visualizando y compartiendo sus videos promocionales y elevándole a la categoría de “influencer”.

Sus videos, con cientos de miles de visualizaciones algunos de ellos, muestran a un agricultor que se define como una persona humilde y de escasos estudios pero con un gran corazón, generoso con sus semejantes y un fiel seguidor y mantenedor de las costumbres y enseñanzas de nuestros mayores.

Esta forma “campechana de hablar y escribir con sus particulares faltas de ortografía,  es lo que le ha hecho merecedor de que, casi a diario, se le sumasen a su Fanpage gran cantidad de seguidores de todos los rincones de las islas y que , a su vez, estos le ayudasen a promocionar su Fruteria y a la que acuden a comprar personas de diferentes lugares de Tenerife y canarias.

David no pedía nada, al contrario, en sus videos , aparte de la promoción de sus productos, aprovechaba para invitar a quienes quisieran visitar su frutería, a alguna que otra degustación gratuita de “guisado de piñas y costillas”, gofio amasado, vino afrutado o cualesquiera otros productos locales de temporada con lo que agasajar a sus clientes.

Todo bien hasta que , hace algún tiempo, David colgaba un Video en el que dice que los clientes le han pedido que traslade su Frutería a una nave mayor y continua diciendo que, aunque no tiene dinero para ello, dice que si los sesenta mil seguidores le donan tres euros por persona, haría un total de 180 mil euros; cantidad suficiente con la que adquirirlo. Termina diciendo que el supuesto nuevo local de la Fruteria sería de todos los que donen dicha cantidad y que los beneficios de la misma los repartirá con todos ellos.

Tras colgar el video, críticas y apoyos le han caído “como trancas”,  expresión que, él mismo utiliza para referirse a algún producto de la tierra para destacar su grandeza. Cierto es también que, aunque muchos han dejado de seguirle por considerar que ha estado representando un papel, otros han seguido brindando su apoyo, y los tres euros.