Buscar
18:49h. sábado, 21 de mayo de 2022

LA CANCILLER AFIRMA EN EL PARLAMENTO ALEMÁN QUE LA UNIÓN FISCAL DE LA UE ES IRREVERSIBLE

Merkel afirma que Reino Unido sigue siendo "clave" en la Unión Europea

La canciller afirma en el Parlamento alemán que la unión fiscal de la UE es irreversible, La oposición socialdemócrata acusa a la mandataria de fracasar "en su meta de reformar de los Tratados"

Merkel en La Gomera
Merkel en La Gomera

Fueron veinte minutos tan grises como su chaqueta. La canciller alemana, Angela Merkel, defendió este miércoles ante el pleno de la Cámara baja (Bundestag) los acuerdos alcanzados el viernes el viernes en la cumbre de Bruselas y aseguró que Merkel ha señalado que, pese al veto al acuerdo del primer ministro británico, David Cameron, “Gran Bretaña seguirá siendo un importante socio de la Unión Europea” en el futuro. Merkel lamentó que el Gobierno británico rechazara los compromisos conjuntos del resto de los socios europeos, pero destacó que “Gran Bretaña es un socio fiable”, no sólo en cuestiones “de defensa y política exterior”. Su “negativa a emprender el mismo camino que el resto” impuso, según Merkel, la vía excluyente de los acuerdos bilaterales, “en los que participará la gran mayoría de los socios”. La jornada quedó ensombrecida por la caída de las bolsas y por el encarecimiento de la deuda italiana.

La democristiana Merkel (CDU) se encontró, además, con la inesperada dimisión del secretario general del Partido Liberal Democrático (FDP), Christian Lindner. Los socios de Merkel en la coalición de centro-derecha que gobierna Alemania, hundidos en las encuestas, agravan así los conflictos internos en el partido. El FDP pierde con el joven Lindner a uno de sus líderes más destacados. Por si quedaban dudas de que el FDP carece de cohesión y de rumbo, nadie supo explicar las razones concretas de su salida.

La canciller defendió las medidas de austeridad y volvió a dar calabazas a los que piden eurobonos o proponen aumentar liquidez del fondo de estabilidad permanente

Merkel ni siquiera lo mencionó en sus 25 minutos de discurso parlamentario. Sin embargo, una escora del FDP hacia posturas euroescépticas o nacionalistas podría dar al traste con la mayoría parlamentaria de Merkel. La jefa del Gobierno alemán, que obtuvo un notorio éxito político en la negociación de las reformas pactadas en Bruselas, destacó que el presidente electo español, Mariano Rajoy, le ha asegurado “que seguirá la línea de reformas” cuando asuma el poder.

Merkel elogió el “curso irreversible” emprendido por la Unión Europea en pos de lo que ella ha bautizado como “unión fiscal y de estabilidad”. “Ya hemos dejado de limitarnos a hablar de ella: hemos empezado a construirla”, dijo. Merkel defendió las medidas de austeridad y los consiguientes recortes acordados en Bruselas y volvió a dar calabazas a los que piden eurobonos o proponen aumentar liquidez del fondo de estabilidad permanente que funcionará a partir de 2012. Cuando descartó la emisión de deuda conjunta como “falsa solución que no ataja el problema de raíz”, las bancadas democristianas (CDU/CSU) prorrumpieron en aplausos. Solucionar la crisis, dijo, no es cuestión de días o de semanas: “se necesitarán años”.

Los socialdemócratas respondieron con críticas duras, a cargo de su líder parlamentario Frank-Walter Steinmeier (SPD). Acusó a Merkel de haber fracasado en “su meta de reformar los Tratados”, cosa imposible sin la anuencia de Londres. Esta exclusión “nos ha metido en un camino de consecuencias imprevisibles”. Las sanciones automáticas pactadas para los que violen las normas de estabilidad “no podrán aplicarse” si el país sancionado apela a los Tratados vigentes, “que siempre tendrán prioridad sobre cualquier acuerdo” bilateral. En resumen, “esto no es un avanzar hacia más Europa”. Después, Steinmeier acusó a Merkel de haber olvidado incluir en el acuerdo “una sola palabra sobre cómo potenciar el crecimiento”. Europa, dijo Steinmeier, “será incapaz de salir de la crisis sin crecimiento.” La austeridad “es necesaria, pero no puede ser la única respuesta”.

Sugirió Steinmeier que Merkel oculta posibles acuerdos sobre el papel que jugará el Banco Central Europeo (BCE) en la solución de la crisis: “Puede que haya buenas razones para que el BCE intensifique su papel, pero si es así […], díganoslo”. Steinmeier dijo que esta “falta de claridad” se debe al “miedo a perder apoyos” y a hundir definitivamente al malhadado FDP.