');
Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 03:48h.

estarán situadas en San Sebastián y Playa de Santiago

Adjudicadas por vía de urgencia la construcción de las dos primeras desaladoras de La Gomera

 Con una inversión global de 11,8 millones de euros, darán cobertura a la demanda prevista con la posibilidad de incrementar o reducir la capacidad de desalación, permitiendo que el agua obtenida se pueda destinar tanto al consumo humano como a regadíos. Se trata de una de las principales medidas acordadas por el Cabildo Insular, tras la declaración de la emergencia hídrica el pasado mes de julio.
270522 El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, junto a los alcaldes de la isla, durante la visita realizada a instalaciones de depuración y desalación del sur de Tenerife

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha informado, este viernes, de la adjudicación de las obras para la construcción de las dos primeras desaladoras de las que dispondrá la isla, y que estarán situadas en San Sebastián y Playa de Santiago. Se trata de una de las principales medidas acordadas tras la declaración de la emergencia hídrica el pasado mes de julio.


Estas infraestructuras contarán con dos módulos de producción, uno de mil metros cúbicos y otro de dos mil metros cúbicos, capaces de adaptarse a la demanda. Además, la planta de desalación estará complementada con depósitos para el tratamiento, almacenamiento y rebombeo, al igual que las instalaciones necesarias para el aislamiento acústico y la gestión de residuos. 


Según detalló Curbelo, estas actuaciones, que tienen una inversión global de 11,8 millones de euros, darán cobertura a la demanda prevista con la posibilidad de incrementar o reducir la capacidad de desalación, permitiendo que el agua obtenida se pueda destinar tanto al consumo humano como a regadíos. “En momentos de máximo rendimiento podrían generar hasta seis mil metros cúbicos al día”, subrayó. 


Respecto al impacto de la sequía en la obtención de agua desde los acuíferos, detalló que actualmente los sondeos ubicados en Guarimiar apenas alcanzan los mil metros cúbicos diarios y en el caso del Pozo de La Alianza, no supera los 1.700 metros cúbicos diarios. “Son datos que muestran la afección de unos años con ausencia prolongada de precipitaciones, que afecta no solo a la biodiversidad de varios puntos de la isla, sino también a la gestión de los recursos hídricos”, manifestó. 


Otras medidas extraordinarias


Se reforzarán las medidas para la detección de pérdidas en redes y reparación de las mismas, apostando por la instalación de sistemas de contadores de telegestión. Se promueve la recuperación, adaptación y mejora de las infraestructuras de transporte y medición, que se unen a las actuaciones para la eficiencia en el riego y la recuperación de nacientes. Se determina la obligatoriedad del control de los niveles de los acuíferos con mecanismos para medición de sondeos y pozos destinados al abastecimiento humano y de regadío. 


Con carácter de urgencia se implementarán energías limpias en los sondeos de Valle Gran Rey, medida que se hará extensiva a las desaladoras previstas en los municipios del sur. En esta misma localización se impulsará la finalización del proyecto de bombeo de agua desde los sondeos de La Negra hasta Campillos en Alajeró; el cierre del anillo de transporte de agua desde el depósito de Las Majadas, en Agulo, hasta la red del casco del municipio, al igual que la mejora de las estaciones depuradoras de aguas residuales de la isla.