');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.

Archivan la causa contra Casimiro Curbelo por la operación Telaraña

Fuentes de la defensa del presidente insular y diputado regional confirman a EL DÍA que, por falta de pruebas, se derrumba un caso por el que se le acusaba de 4 presuntos cohechos.

casimiro curbelo ded

El Dia.-La operación Telaraña, que atrapó jurídicamente desde 2009 al aún presidente del Cabildo de La Gomera y hoy diputado regional, Casimiro Curbelo, y le dificultó mucho su situación en el PSOE hasta su salida junto al episodio en Madrid, se ha derrumbado por falta de pruebas. Así lo confirmaron anoche fuentes de la defensa del líder de Agrupación Socialista Gomera, que siempre ha defendido su inocencia en esta causa y en el resto de las que se le han ido abriendo en los últimos años.

Curbelo no quiso hacer ningún pronunciamiento anoche sobre el archivo y emplazó al Periódico El Dia, a futuras y profusas declaraciones sobre lo ocurrido.

La operación Telaraña supuso su imputación y comenzó por cuatro presuntos delitos de cohecho que ahora se diluyen. Uno de ellos estaba relacionado con una compleja operación societaria recogida tanto en un informe de la Guardia Civil como en un escrito de la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife. En noviembre de 2004, el médico local Antonio Pérez constituyó la sociedad Chewy West, que fue permutada un mes después a Curbelo a cambio de 166 participaciones de otra empresa que ya eran propiedad de Pérez. Así, el presidente gomero pasó a ser dueño de tres locales comerciales y de dos viviendas (403.600 euros) y de 12.999 participaciones de otra sociedad (485.394 euros).

La investigación creía que le devolvía así unas acciones tras un desencuentro pasado; mientras, y siempre según la investigación ahora archivada, se buscaba que Curbelo diese luz verde a que la zona de Los Lameros fuese declarada como urbanizable residencial, lo que ocurrió en agosto de 2005 en el Plan Insular de Ordenación .

Algo similar se le achacó en el enclave conocido como Las Petroleras o El Revolcadero (Alajeró), en unos terrenos adquiridos en 2004 por la sociedad El Machal, administrada también por Pérez, que los vendió en agosto de 2005 a la sociedad El Revolcadero.