Buscar
01:58h. Lunes, 19 de Febrero de 2018

El Ayuntamiento adjudica nuevas actuaciones en Alojera

A lo largo de las próximas semanas comenzarán diferentes obras en el barrio que ascenderán más de cien mil euros

El Ayuntamiento de Vallehermoso anunció este lunes la adjudicación de los trabajos de mejora en las vías que discurren desde Los Pedacillos a El Lomo y el acceso a El Lomo con Alojera. Unas actuaciones que darán comienzo en los próximos días y que supondrán una inversión municipal de 99.912, 45 euros, estando financiadas a través de los fondos propios del Consistorio, consignados en sus cuentas anuales para 2018. 

El alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello, aseguró que estas actuaciones atienden diversas demandas planteadas al Grupo de Gobierno Municipal de ASG por parte de los vecinos de Alojera y que se sumarán a los proyectos de pavimentación de la carretera de acceso a La Rosa del Negro o la mejora del acceso a Epina, “obras que serán adjudicados en las próximas semanas”, anunció el máximo responsable local. 

Además, adelantó que el Ayuntamiento se encuentra en fase de adjudicación de la redacción de los proyectos de pavimentación entre Epina y Tazo, así como el tramo que discurre entre Tazo y Cubaba. 

En lo que se refiere al futuro de la Playa de Alojera, Coello anunció que en breve se iniciarán los trabajos de elaboración del informe de evaluación ambiental, necesario para el proyecto de rehabilitación del entorno natural y que permitirá dar cumplimiento a las exigencias de la Dirección General de Costas del Gobierno de España.

“Con estas adjudicaciones se pretende resolver demandas históricas de los núcleos y barrios del municipio, garantizando el desarrollo futuro de toda esta comarca de Vallehermoso”, afirmó.

Precisamente, Coello hizo hincapié en la conclusión en 2017 de los trabajos de acondicionamiento del acceso a la zona de El Cabecito en Alojera, otra actuación ampliamente demandada por los vecinos.

Finalmente, y no menos importante, cabe señalar que el Ayuntamiento incluyó a Alojera como una zona prioritaria dentro de sus planes para hacer del municipio una zona cardioprotegida. En concreto, se dispuso el desfibrilador automático en el Centro Social de Alojera, permitiendo que aquellos vecinos y vecinas que pudieran sufrir un episodio de parada cardíaca o de muerte súbita, puedan contar con estos modernos dispositivos para aplicar descargas eléctricas que permitan contribuir a restablecer el ritmo cardíaco normal.