Buscar
04:00h. lunes, 01 de junio de 2020

TRAS EL ACUERDO ALCANZADO ENTRE EL CABILDO Y RED ELECTRICA DE ESPAÑA

Casimiro Curbelo reitera al Gobierno de España la puesta en marcha del proyecto del sistema hidráulico de almacenamiento y regulación de energía eléctrica

El Cabildo de La Gomera pretende que en un futuro próximo se puedan establecer políticas que favorezcan un uso inteligente de la energía eléctrica obtenida de fuentes limpias

El presidente del Cabildo Insular de La Gomera, Casimiro Curbelo, reitera, una vez más, la petición al Ministerio de Industria, Energía y Turismo del Gobierno de España la puesta en marcha del proyecto denominado 'Sistema hidráulico de Almacenamiento y Regulación de Energía Eléctrica en la Isla de La Gomera', tras el acuerdo adoptado entre el Cabildo y Red Eléctrica de España.

Red Eléctrica de España anunció ayer que está dispuesta a construir la central de las presas de Chira y Soria, en Gran Canaria, y a asumir la de Gorona del Viento, en El Hierro como mandato de ley del Gobierno central destacando que  las plantas de bombeo ayudarán a la estabilidad del sistema. En este sentido, Curbelo apunta que “La Gomera también sea atendida puesto que así lo viene reclamando desde el año 2007”.

El Cabildo de La Gomera pretende que en un futuro próximo se puedan establecer políticas que favorezcan, junto con el uso de la tecnología y la concienciación social, un uso inteligente de la energía eléctrica obtenida de fuentes limpias y como una alternativa válida a los combustibles fósiles, con el fin de lograr un ahorro económico y una mayor protección medioambiental. 

El presidente insular recuerda que en octubre de 2009, el Consejo de Ministros aprobó la “Estrategia Integral para la Comunidad Autónoma de Canarias”, donde se establecían una serie de medidas a adoptar o desarrollar por el Gobierno de España, entre las que se incluía el “apoyo a la realización, por parte del operador del sistema eléctrico canario, Red Eléctrica de España, de cuatro sistemas hidroeléctricos reversibles que permitirían el máximo uso de energía renovable y, a su vez, dotarían de mayor estabilidad al sistema eléctrico canario.

Dichos proyectos, ubicados en Gran canaria, Tenerife, La Palma y La Gomera, supondrían una potencia instalada de 299MW, con una inversión prevista de 500 millones de euros, estimando su puesta en marcha en 2015”.