Buscar
15:14h. jueves, 27 de enero de 2022

Las clases de silbo para adultos en San Sebastián comenzarán a mediados del próximo mes

El Ayuntamiento abrirá las inscripciones a principios de septiembre 

silbo

Las clases para adultos de Silbo Gomero en San Sebastián de La Gomera serán una realidad a mediados de septiembre. Así lo anunció este lunes el alcalde de San Sebastián de La Gomera, Adasat Reyes, quien adelantó que el plazo para inscribirse comenzará a principios del próximo mes.

Reyes resaltó la apuesta clara y decidida de ésta Corporación local por defender la identidad de nuestro Silbo, único en el mundo, y reconocido como Patrimonio Inmaterial de La Humanidad. Una apuesta por la formación, en cuestiones vinculadas a la tradición de la cultura gomera, que se une a la presencia de escuela de folclore, un ejemplo de calidad que cada año cubre todas sus plazas en las distintas modalidades impartidas.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento, Vanesa Vizcaíno, destacó la buena acogida que ha tenido la iniciativa y que permitirá que muchos vecinos y vecinas de la capital puedan formarse con calidad, de la mano de profesionales, aprendiendo uno de nuestros símbolos más reconocidos de La Gomera.

“Una joya transmitida durante generaciones que no debemos perder, puesto que es un sello de identidad que define a todos los gomeros y gomeras”, aseguró Vizcaíno, quien apuesta por atender la demanda que existe entre los adultos y extender su difusión como una de las tradiciones más singulares de Canarias.

Así, está previsto que las clases den comienzo a mediados de septiembre y finalicen el mes de junio. Una apuesta por la formación que contará con tres clases semanales en la que se conocerán los diferentes aspectos lingüísticos de este lenguaje silbado único en el mundo.

A esto, se le unirá el inicio de la escuela folclore y en la que actualmente ya se hace hincapié en la enseñanza de chácaras y tambores, el folclore más puro y auténtico de La Gomera, pero donde también se imparten clases de guitarra, timple, canto, bajo, bandolina o bandurria, con el objetivo no sólo de acercar el folclore tradicional de Canarias sino también al de otros países.