Buscar
04:38h. miércoles, 19 de enero de 2022

El sacerdote Pablo Fermín Batista recibirá el título de ‘Hijo Adoptivo’ de Vallehermoso este sábado

Nacido en San Juan de La Rambla en 1939 “marcó especialmente a una generación de niños y jóvenes de la localidad”
D. Pablo Fermin
D. Pablo Fermin

El próximo sábado, 24 de marzo en la Casa de la Cultura ‘Pedro García Cabrera’ a las 13:00 horas, el Ayuntamiento en Pleno del municipio de Vallehermoso, entregará la distinción de ‘Hijo Adoptivo’ al sacerdote, Pablo Fermín Quintero, que ejerció como párroco en las comunidades de San Juan Bautista en el casco municipal y de San Bartolomé Apóstol en Alojera, además de otras parroquias de la Isla y de Tenerife el pasado siglo XX.

El religioso, que estará presente en el acto, nació en el municipio de San Juan de la Rambla, un 25 de septiembre de 1939 y fue ordenado por el obispo, Luis Franco Cascón el 6 de mayo de 1966.

El reconocimiento que se suma a una serie de actos que tiene previsto realizar también la Parroquia de Vallehermoso casco a raíz del acuerdo inicial del Consejo Pastoral que considera entre otros factores, que el sacerdote homenajeado “marcó de manera contundente la historia reciente del municipio”.

El alcalde, Jaime Noda Morales, señala que el acuerdo plenario de nombramiento de una de las máximas distinciones que puede otorgar su Corporación, fue adoptado por unanimidad en sesión plenaria esta misma semana y añade que “el Ayuntamiento se ha sumado así a un sentimiento parroquial que está en completa sintonía con toda la población de Vallehermoso”.

Pablo Fermín Batista se caracterizó durante su estancia en este municipio por ser un hombre polifacético en el que destacó, además de su misión como sacerdote , su capacidad de dinamización de toda la comunidad local. A ello hay que añadir su dimensión como artista en múltiples disciplinas como la escultura, el dibujo, la pintura o el teatro.

Se puede “afirmar sin miedo a equivocarnos que en el poco tiempo que permaneció como Párroco, marcó para siempre especialmente a una generación de niños y jóvenes del pueblo que hoy son adultos” inicia la Comunidad Parroquial.

Se destaca entre sus actividades, la creación de los Scouts donde ejerció “una auténtica escuela de democracia en la que se enseñaba a tomar decisiones de forma comunitaria y asamblearia y a respetar opiniones distintas de los demás” este esfuerzo y puesta en práctica “con total seguridad supuso las bases del compromiso e inquietud social de muchos de los que en la actualidad se hallan comprometidos en la vida pública”.

Se recuerda de él, diversas iniciativas en las que implicaba a mucha parte de la población como cabe recordar, la confección de alfombras del Corpus u obras de teatro en días señalados como la Navidad o la Semana Santa.

Su Parroquia lo considera un hombre con “una conciencia clara, fruto de una vivencia auténtica del Evangelio, a pesar de no ser siempre comprendido por todos”.

Pablo Fermín Batista llegó a recibir incluso acusaciones de militar o simpatizar don determinadas ideas políticas o creer en utopías, que al final han resultado ser impulsos de “alguien que luchaba para que los valores de Jesús presentados en el Evangelio fueran una realidad en el día a día del Vallehermoso de aquella época, teniendo como referente su intolerancia a cualquier injusticia”.

Previo al acto oficial, a las 12:30 horas será presentada la exposición de pinturas pertenecientes al propio sacerdote y a las 18:00 horas en la Iglesia de San Juan Bautista, se procederá a la presentación e intervención de diferentes personas que le conocieron a lo largo de su trayectoria.

A las 18:30 horas, en el templo parroquial se inaugurará una exposición de fotografías de la época coincidiendo con la labor parroquial del sacerdote. A las 20:;00horas tendrá lugar la Eucarística y a continuación un pequeño brindis de hermandad con la participación de todos los ciudadanos.