Buscar
11:01h. Lunes, 23 de Julio de 2018

Francesca Fort Marsall describe como un Tesoro los vinos de La Gomera

En el Acto de presentación de los vinos de la cosecha 2017 de la Denominación de Origen Gomera, celebrado en Valle Gran Rey.

El pasado día De San Pedro, en el incomparable marco del municipio de Valle Gran Rey, tuvo lugar la presentación de los vinos de la cosecha 2017 de la Denominación de Origen Gomera. Fue una espléndida tarde donde se conjugaron una suave temperatura, una refrescante brisa marina y una impactante luna llena; todo amenizado por música en vivo en la magnífica terraza del hotel Valle G R. Dentro del numeroso público asistente se encontraba una gran mayoría de los viticultores isleños, hombres y mujeres curtidos por el trabajo de esta viticultura heroica y muy orgullosos de su quehacer y de sus resultados.

Por otro lado, muchos jóvenes y mayores amantes del disfrute del buen vino, entregados a los aromas y sabores que flotaban en el ambiente. Comenzó el acto con las protocolarias palabras de bienvenida del Sr. Alcalde, quien agradeció la elección de su municipio para este importante evento. A continuación, la Consejera de Turismo hizo hincapié en la importancia que para la Isla supone esta fiesta del vino, anunciando su compromiso de potenciar, promocionar y poner en valor la importancia de la viticultura gomera.

Después, la Presidenta de la D O expresó su satisfacción por el gran trabajo realizado por toda la familia del vino gomero y presentó a la conferenciante invitada, la Dra. Francesca Fort Marsall de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona, quien impartió una magistral conferencia de muy ameno y sabio contenido; habló con tanta pasión y conocimiento del mundo del vino en general y, en particular del vino gomero, que parecía haber nacido y vivido desde siempre en el corazón de la Isla. Alabó el gran tesoro que suponen los vinos gomeros y sus peculiaridades, sobre todo del “diamante en bruto”, según sus palabras, que constituye la variedad forastera gomera, algo que hay que cuidar bien, con un proyecto de futuro a medio y largo plazo, exportando al mundo el gran potencial de esta variedad autóctona.

Luego llegó el momento de la cata, realizada por el conocido sumiller Rodrigo González quien puso de manifiesto con una cata ciega, la excelencia de esta añada y en general de todos los vinos de La DO. Insistió, al igual que había hecho la Dra. Francesca Fort en que el futuro de los vinos gomeros está asegurado; mantener y mejorar siempre esta calidad, hará borrar el complejo ancestral de que los vinos gomeros no son solo para andar por casa sino que pueden salir a competir allende nuestras fronteras.

Terminó el acto en un ambiente de jolgorio, regocijo y alegría, degustando unos excelentes pinchos bien regados por los diferentes vinos presentados; todo ello, bendecido por San Pedro, con el convencimiento claro, de que al igual que el Apóstol nos abrirá las puertas del cielo, también nos ayudará a abrir las puertas de este prometedor futuro que representan los vinos de nuestra tierra.