Buscar
21:05h. Miércoles, 29 de Marzo de 2017

Gofio Gomero en Hermigua lanza al mercado una nueva variedad de gofio

El nuevo gofio de Espelta se suma a las nueve variedades que el Molino hermigüense ofrece a sus clientes.  La espelta proporciona grandes cantidades de vitamina E y vitaminas del grupo B, que van genial para reducir las migrañas y aumentar la salud cardiovascular, entre otras propiedades.

El Molino de gofio "Gofio Gomero" en Hermigua es una empresa que, desde su origen, ha tratado de innovar en el mundo de la alimentación pero manteniendo la esencia y tradición que rodea el producto que elabora; no en vano, la calidad de los gofios y frangollos que tienen en el Mercado, han sido reconocidos con la mayor distinción que se concede en Canarias.

Hasta ahora, el consumidor disponía de un amplio abanico de sabores, mezclas y formatos en los que elegir, tantos como nueve y entre los que se encuentran , por citar alguno, el Gofio sin gluten apto para celiacos, amen del "de mezcla" y así, hasta nueve variedades.

Ahora el Molino de Gofio Gomero, ofrece la posibilidad de una nueva variedad que, no sólo busca mantener el consumo de este saludable producto sino que además, lo hace con un cereal que en medicina alternativa están reconocidas sus propiedades para el tratamiento de distintos problemas de salud.

Cabe señalar que, la espelta o trigo espelta (Triticum spelta), también conocida como escaña mayor o escanda mayor, es una especie de cereal del género Triticum (trigo). Es una planta hexaploide, al tener seis juegos de seis cromosomas. Es un cereal adaptado a climas duros, húmedos y fríos.

La espelta proviene de la escanda silvestre (Triticum dicoccoides Kór.): híbrido natural entre Triticum boeoticum Boiss y, posiblemente, Aegilops speltoides Tausch, presentes en el próximo Oriente y documentado desde hace siete milenios — en yacimientos arqueológicos de Irak, Israel y Turquía (Harlan, 1976). Su extensión por el Mediterráneo fue rápida y en la Península Ibérica fue explotada desde los mismos inicios de la agricultura, hace unos cinco milenios (Hopf, 1987).

Desde la Edad Media se cultiva en Asturias (España), Suiza, Tirol (Austria) y el sur de Alemania. La famosa abadesa Hildegarda de Bingen escribe sobre la espelta en su libro Liber simplicis Medicinae: «La espelta es el mejor grano. Es nutritivo y mejor tolerado que cualquier otro grano. La espelta provee a quien la come de todos los nutrientes para tener una óptima salud y aporta una mente feliz. No importa cómo se tome, ya sea como pan o en otra manera, porque es buena y fácil de digerir».[cita requerida]

La cosecha por hectárea es inferior a la del trigo y el procesamiento es más difícil, pero la espelta soporta un clima más rudo y es más resistente contra enfermedades. Aun así en el siglo XX disminuyó el cultivo, porque conllevó un bajo rendimiento. En el sur de Alemania se cosecha parte de la producción de espelta en forma cruda para luego tostarla. Se usa para la preparación de panes, cervezas, vodkas, potajes y albóndigas vegetarianas y ahora, Gofio Gomero la incorpora a la elaboración de una de sus variedades de este tradicional alimento canario.